Artículos

Estrategias electorales en 2018

Christina Vital da Cunha y Ana Carolina Evangelista

El caso de las candidaturas evangélicas al Poder Legislativo brasileño

Kyller

+ ARTICLES

RESUMEN

Las percepciones sobre la relación entre religión y política en Brasil son variadas. La religión ha cobrado importancia en los debates electorales desde las elecciones de 2010. Por un lado, podemos destacar una visión que afirma la oposición y la autonomía de estas esferas, denunciando lo que sería una amenaza para el Estado laico. En el polo opuesto identificamos a actores sociales que apuestan por la proximidad entre religión y política como una afirmación de la democracia o una “solución” a los males de la política y la sociedad. En la primera, el relato se guía por una índole humanista/universalista, sumada a percepciones negativas acerca de la religión. En el segundo caso, lo guía un trasfondo moral. En este artículo buscamos reflexionar sobre los mecanismos y técnicas de poder en las elecciones brasileñas de 2018, explorando las convergencias entre los intereses y narrativas religiosas y seculares y sus usos durante el proceso electoral y en el período inmediatamente posterior. Además del conjunto de estudios llevados a cabo desde 2010 siguiendo los procesos electorales nacionales, tendremos como base empírica la investigación “Candidaturas evangélicas en las elecciones de 2018: Mapeo de candidatos al Poder Legislativo en Río de Janeiro, São Paulo, Bahía y Minas Gerais”, realizada entre 2018 y 2019 por el Instituto de Estudios Religiosos (ISER).

Palabras Clave

| | | | | |

• • •
01

Introducción: El clima de las elecciones de 2018

En 2018 Brasil asistió a unas elecciones que batieron récords: registró el mayor número de votos nulos y abstenciones a nivel nacional (30,8%), el mayor número de candidatos a la Presidencia de la República (13 candidatos y un total de 34 partidos), el mayor número de aspirantes a un escaño en la Cámara Federal (8.207 candidaturas), además de que fueron las elecciones en las que el tema de la violencia y la presencia de la religión estuvieron más presentes. En estas elecciones, el 79% de los brasileños quería un presidente que creyera en Dios y el 30% deseaba que el presidente fuera de su misma religión.11. Los datos proceden de la Encuesta Retratos da Sociedade Brasileira – Perspectivas para as Eleições 2018, realizada por el Instituto Brasileiro de Opinião e Estatística (IBOPE) de marzo de 2018, encomendada por la Coordinación Nacional de la Industria (CNI). Los sentimientos públicos de aturdimiento y miedo, tan presentes en las elecciones presidenciales de 2014,22. Para seguir los análisis referentes a estas elecciones, véase Christina Vital da Cunha, Paulo Victor Leite Lopes y Janayna Lui, Religião e Política: Medos Sociais, Extremismo Religioso e as Eleições 2014 (Rio de Janeiro: Fundação Heinrich Böll: Instituto de Estudos da Religião, 2017). no se enfriaron en 2018. Más bien al contrario, fueron dejándose notar en un sentimiento de amenaza percibida en al menos cuatro planos: físico, patrimonial, moral y económico. La sensación de tales amenazas fue explotada y aprovechada por la mayoría de las candidaturas a los ejecutivos y legislativos nacional y estatales.

En el presente artículo buscamos reflexionar sobre las estrategias de las elecciones de 2018 explorando las convergencias entre los intereses y narrativas religiosas y seculares y sus usos durante el proceso electoral. Además del conjunto de estudios sobre los procesos electorales nacionales elaborados desde 2010, tendremos como base empírica la investigación “Candidaturas evangélicas en las elecciones de 2018: Mapeo de candidatos al Poder Legislativo en Río de Janeiro, São Paulo, Bahía y Minas Gerais”,33. El equipo formado para esta investigación contó con Christina Vital da Cunha y Clemir Fernandes como consultores y Ana Carolina Evangelista como coordinadora. Felipe Lins, Marcelle Decothé, Gabriele Ribeiro, Vanessa Cardozo, Rafaela Marques y Rodrigo Camurça participaron como asistentes de investigación. El período de diseño, recopilación y análisis de datos fue de julio de 2018 a febrero de 2019. realizada entre 2018 y 2019 por el Instituto de Estudios Religiosos (ISER), con el apoyo de la Fundación Heinrich Boll.

Con esta investigación buscamos entender cuál era la oferta del mundo evangélico para la política a la luz de las candidaturas al poder legislativo en los colegios electorales más grandes de distintas regiones del país. Y, de esa forma, verificar la ampliación o retracción de la confesionalización44. Este fenómeno, originalmente identificado y acuñado por María das Dores Machado en una investigación que dio como resultado el libro Política e Religião: A Participação dos Evangélicos nas Eleições (São Paulo: FGV, 2006), se refería a un proceso de identificación religiosa de candidaturas como estrategia para fortalecer el capital político y el consecuente resultado positivo en las urnas. En él los candidatos hacían referencia directa a sus vínculos religiosos (hermano, hermana, misionera, misionero) o a su posición en la jerarquía de las iglesias (pastor, pastora, sacerdote, babalaô, madre, cura, sacerdote) como medio para presentarse públicamente mediante su registro en los tribunales electorales. de las candidaturas, sus perfiles, y reflexionar sobre los filtros de poder que al final hacen posible la victoria de candidaturas con algunos perfiles políticos y denominacionales específicos. En segundo lugar, buscamos identificar y reflexionar sobre los orígenes, motivaciones, alianzas políticas y religiosas, agendas prioritarias y posiciones de estas candidaturas.

En términos metodológicos, priorizamos la producción de una base de datos sobre candidaturas evangélicas a los poderes legislativos federal y estatales de los estados de São Paulo, Río de Janeiro, Bahía y Minas Gerais.55. Se seleccionaron estos estados por ser los colegios electorales más grandes. Con ellos logramos la representación de casi el 50% del electorado nacional. El trabajo de campo más intenso se llevó a cabo en los estados de Río de Janeiro y São Paulo. Nuestras fuentes primarias eran datos del TSE,66. “Divulgação de Candidaturas e Contas Eleitorais,” TSE, 2019, visitado el 20 de julio de 2019, http://divulgacandcontas.tse.jus.br/divulga/#/. listas de partidos, listas oficiales de los frentes parlamentarios evangélicos en la legislatura 2015-2018 y textos y sitios de referencia sobre el mundo evangélico. Asimismo, seguimos campañas en televisión y redes sociales para identificar elementos de discurso, posicionamiento y alianzas políticas.

02

Perfil de las candidaturas evangélicas por región

Durante el seguimiento de las candidaturas, llevamos a cabo entrevistas con algunos candidatos de diferentes perfiles religiosos y políticos con el fin de comprender en profundidad los deseos y motivaciones políticas, los proyectos, los formatos y la estructura de campaña y los vínculos político-partidarios.

En los cuatro estados cubiertos por la encuesta, se identificaron 381 candidaturas evangélicas a los poderes legislativos federal y estatales. De las 164 candidaturas a la cámara federal, el 42% eran confesionales. Bahía fue el estado con el mayor porcentaje de candidaturas confesionales, tanto a nivel federal como estatal (78% y 58%, respectivamente).

De las candidaturas evangélicas identificadas para el Congreso Nacional en los cuatro estados, el 32% lograron un escaño. Para las Asambleas Legislativas Estatales, del total de 217 candidatos, el 27% fueron elegidos, con variaciones en cada estado, según muestran las siguientes tablas.

Tabla 1. Total de candidaturas evangélicas identificadas

Estatal Federal TOTAL
BAHÍA 34 19 53
MINAS GERAIS 38 31 69
RÍO DE JANEIRO 73 60 133
SÃO PAULO 71 54 125

Fuente: Investigación “Candidaturas evangélicas en las elecciones de 2018: Mapeo de candidatos al Poder Legislativo en Río de Janeiro, São Paulo, Bahía y Minas Gerais” – ISER; Fundación Heinrich Boll.

Tabla 2. Total de evangélicos elegidos en 2018 en cuatro estados
(% de elegidos respecto al número total de candidaturas evangélicas)

Estatal Federal TOTAL Confesionales elegidos
BAHÍA 14
(41%)
5
(26%)
19
(35%)
3
MINAS GERAIS 13
(35%)
15
(50%)
28
(41%)
0
RÍO DE JANEIRO 17
(23%)
14
(23%)
31
(23%)
0
SÃO PAULO 15
(21%)
18
(33%)
33
(26%)
1

Fuente: Investigación “Candidaturas evangélicas en las elecciones de 2018: Mapeo de candidatos al Poder Legislativo en Río de Janeiro, São Paulo, Bahía y Minas Gerais” – ISER; Fundación Heinrich Boll.

03

Marco temático

Este trabajo está en línea con investigaciones previas del ISER.77. Christina Vital da Cunha, Paulo Victor Leite Lopes y Janayna Lui, Religião e Política: Medos Sociais, Extremismo Religioso e as Eleições 2014 (Rio de Janeiro: Fundação Heinrich Böll: Instituto de Estudos da Religião, 2017); Christina Vital da Cunha y Paulo Victor Leite Lopes, Religião e Política: Uma Análise da Atuação de Parlamentares Evangélicos sobre Direitos das Mulheres e de LGBTs no Brasil (Rio de Janeiro: Fundação Heinrich Böll; Instituto de Estudos da Religião, 2012); y Christina Vital da Cunha, “‘Televisão para Salvar’: Religião, Mídia e Democracia no Brasil Contemporâneo,” Revista Antropolítica no. 42 (primer semestre de 2017): 199-235. En todas ellas se pudieron observar narrativas y estrategias en el Congreso Nacional de líderes religiosos y políticos, especialmente evangélicos. Un hilo narrativo observado en las entrevistas y acciones públicas de los actores analizados en estas investigaciones fue la refundación moral de la sociedad a partir del fortalecimiento de su grupo religioso en la política. La observación sobre las intersecciones entre religiones, medios de comunicación y política no se basaba en enfoques que partieran del supuesto de que la laicidad en Brasil estaba amenazada o de que nunca hubiera existido. Tampoco nos basamos en perspectivas sobre cómo debería ser la laicidad o sobre el proceso de secularización en el país.

Como han indicado otros estudios,88. Paula Montero, “Controvérsias Religiosas e Esfera Pública: Repensando as Religiões como Discurso,” Religião e Sociedade 32, no. 1 (2012): 167- 183; Paula Montero, “Religião, Pluralismo e Esfera Pública no Brasil,” Novos Estudos CEBRAP no. 74 (2006): 47-65; Emerson Giumbelli, “A Presença do Religioso no Espaço Público: Modalidades no Brasil,” Religião e Sociedade 28, no. 2 (2008): 80-101; y Regina Célia Reyes Novaes, “Juventude, Religião e Espaço Público: Exemplos ‘bons para pensar’ tempos e sinais,” Religião e Sociedade 32, no. 1 (2012): 167- 183. reconocemos la importancia social de las religiones en diferentes ámbitos de la vida social, sus contribuciones a los procesos políticos históricos y cómo formadoras de la noción misma de laicidad en Brasil.99. Eduardo Dullo, “Política Secular e Intolerância Religiosa na Disputa Eleitoral,” in Religiões e Controvérsias Públicas: Experiências, Práticas Sociais e Discursos, org. Paula Montero (São Paulo: Editora Terceiro Nome; Campinas: Editora da Unicamp, 2015): 27-48. También reconocemos las diferencias en la actuación de las religiones en el espacio público, así como la diversidad interna de cada una de las tradiciones. Es decir, hemos identificado empíricamente varias lecturas doctrinales con marcas distintas en la actuación pública de los religiosos en la política.1010. Para ilustrar la diversidad de posiciones entre los cristianos, podemos observar la distancia considerable que separa la actuación de los diputados federales Flavinho y Eros Biondini, representantes católicos vinculados a los carismáticos, y de la organización Católica por el Derecho a Decidir, por ejemplo. De la misma manera, entre los evangélicos, la actuación de los diputados federales Sóstenes Cavalcanti y Marcos Feliciano está alejada de la de la diputada federal Benedita da Silva y grupos como Feministas Cristianas y el Frente de Evangélicos por el Estado de Derecho. Esta diversidad de posiciones ideológicas y comportamientos sociopolíticos no es nueva, sino que ha estado presente en todo el proceso de establecimiento de las religiones en Brasil, y no solo aquí. Sin embargo, dada la expresividad mediática de ciertos líderes evangélicos con un perfil más histriónico,1111. Magali do Nascimento Cunha, “Religião e Política: Ressonâncias do Neoconservadorismo Evangélico nas Mídias Brasileiras,” Perseu: História, Memória e Política 11 (2015): 147-168; Magali do Nascimento Cunha, Do Púlpito às Mídias Sociais. Evangélicos na Política e Ativismo Digital, 1ª ed. (Curitiba: Prismas, 2017); y Ana Carolina Evangelista, “Mais que um Rebanho.” Revista Piauí, 2018, visitado el 20 de julio de 2019., https://piaui.folha.uol.com.br/mais-que-um-rebanho/; e Ana Carolina Evangelista, “Evangélicos sem Bancada.” Revista Piauí, 2018, visitado el 20 de julio de 2019, https://piaui.folha.uol.com.br/evangelicos-sem-bancada/. se toma el todo por la parte, con lo que parece dominar la presencia de los evangélicos más extremistas en la política y en la sociedad civil.1212. Siguiendo las pistas propuestas por Lindgren Alves, consideramos extremistas los comportamientos adoptados por los pastores mediáticos, que disfrutan de un gran espacio en programas de radio y televisión o son muy conocidos por hacer de su intolerancia religiosa un medio para promoverse a sí mismos y a sus iglesias; y por miembros de iglesias dirigidas por estos pastores y que actúan directamente en la reproducción de sus prácticas intolerantes a todo lo que difiere de su lectura bíblica. “(...) El extremismo, en términos más generales, abogaría por el uso de medidas radicales para lograr objetivos políticos”. (José Augusto Lindgren Alves, “Coexistência Cultural e ‘Guerras de Religião’”, Revista Brasileira e Ciências Sociais 25, n° 72 {2010}: 32).

En este contexto, está creciendo una percepción muy negativa de la presencia religiosa en la sociedad, especialmente entre élites intelectuales y económicas. Sin embargo, debemos señalar que parte del prejuicio contra los evangélicos en el país proviene de percibirlos como los “otros” culturales. La hegemonía católica se reveló a partir de un modus operandi público de la jerarquía de la Iglesia de Roma que privilegiaba una “acomodación social de la diversidad” en una “unidad” socialmente dominada por sí misma.1313. Sobre el modo público de legitimación de sectores religiosos en Brasil, véase Emerson Giumbelli, “A Presença do Religioso no Espaço Público: Modalidades no Brasil,” Religião e Sociedade 28, no. 2 (2008): 80-101. Esas mismas élites contribuyen de manera fundamental hoy en día a pensar que la religión es un problema que hay que combatir. Su retracción al espacio privado surgiría como solución. De esta manera, se propaga la necesidad de que la religión “vuelva” a su lugar de creencia, para asumir el lugar privado que había ocupado en el contexto occidental moderno, tal como denuncia Asad.1414. Talal Asad, “The Construction of Religion as an Anthropological Category,” in Genealogies of Religion. Discipline and Reasons of Power in Christianity and Islam (Baltimore: The Johns Hopkins University Press, 1993). El protagonismo mediático de los actores que operan a partir de una conjugación muy específica entre la Teología de la Prosperidad y del Dominio,1515. La Teología de la Prosperidad se caracteriza por incentivar la disciplina en diferentes ámbitos de la vida, no solo en el financiero. Desde esta perspectiva teológica, que abandona el “viejo mensaje de la cruz” que se resigna al sufrimiento, el creyente estaría destinado a ser próspero, sano y feliz en este mundo. Con esto, en lugar de rechazar el mundo, los neopentecostales pasarían a afirmarlo. La búsqueda de las bendiciones divinas, de “tener éxito en la vida”, implicaría la estricta observancia de las reglas bíblicas. Uno de los principales sacrificios que Dios exige de sus siervos, según esta teología, es de naturaleza financiera: ser fiel en el diezmo y dar ofrendas generosas con alegría, amor y desprendimiento. La Teología de Dominio puede caracterizarse por un énfasis en las batallas espirituales contra demonios hereditarios y territoriales y la ruptura de maldiciones de familia, concepciones doctrinales forjadas y popularizadas por el Fuller Theological Seminary. Para saber más, véase Ricardo Mariano, Neopentecostais: Sociologia do Novo Pentecostalismo no Brasil (São Paulo: Loyola, 1999); y Jacqueline Moraes Teixeira, A Mulher Universal: Corpo, Gênero e Pedagogia da Prosperidade, 1ª ed., v. 2 (Rio de Janeiro: Mar de Ideias, 2016), entre otros. así como las disputas económicas y políticas que están surgiendo entre las grandes denominaciones, refuerzan la militancia de estos grupos en favor de alejar la religión de la vida pública.

Esta posición refractaria a las religiones plantea numerosos problemas. El primero, como ya hemos señalado, quizás sea el no reconocimiento de la colaboración histórica de las tradiciones religiosas en la defensa de la ciudadanía, de los derechos humanos, en definitiva, de la vida social y política de Brasil. En segundo lugar, destacaríamos el problema asociado a la percepción de una unidad religiosa en la que solo hay pluralidad. Es decir, los sectores religiosos, incluso aquellos cuyos líderes los presentan a partir de un referencial doctrinal y litúrgico únicos, son diversos en sí mismos, no solo en términos de doctrina y liturgia, sino también en términos políticos e incluso morales. En tercer lugar, observamos que los dos problemas anteriores (la localización del mal en las religiones y la “unidad imaginaria”) contribuyen al fortalecimiento político de líderes religiosos y políticos cercanos a ellos que utilizan la religión para producir una cortina de humo que oscurezca los intereses económicos y políticos, como la completa asimilación de los pueblos nativos a la “cultura cristiana mayoritaria”,1616. Esta afirmación política de una cultura cristiana mayoritaria en Brasil fue mencionada en un documento emitido por el Ministerio de la Mujer, la Familia y los Derechos Humanos de Brasil en conmemoración del día 21 de enero de 2019, en el que se afirma, desde 2007, la Lucha contra la Intolerancia Religiosa por decreto presidencial. Acceso en Damares Alves e Sérgio Augusto de Queiroz, “Nota em Celebração ao Dia Nacional de Combate à Intolerância Religiosa.” Ministério da Mulher, da Família e dos Direitos Humanos, 22 de janeiro de 2019, visitado el 20 de julio de 2019, https://www.mdh.gov.br/todas-as-noticias/2019/janeiro/nota-em-celebracao-ao-dia-nacional-de-combate-a-intolerancia-religiosa. la priorización de las agendas de la agroindustria por encima de las agendas de seguridad alimentaria, el mantenimiento de las exenciones tributarias sobre las propiedades de iglesias y la ampliación de estas y otras exenciones, el incremento de la circulación legal de armas en el país, etc.

04

Retórica de la pérdida en el contexto de la “inseguridad moral”

Junto a la ubicación del mal en las religiones, y quizás como resultado de esta radicalización manifiesta, los líderes religiosos ―algunos de los cuales son también líderes políticos― se presentan como víctimas de diversas formas de persecución por ser (supuestamente) guardianes de comportamientos morales que generaban seguridad social. Se trata principalmente de la defensa de roles tradicionales de género como fundamentales para la estructuración de la vida social en la modernidad. La retórica de la pérdida puede considerarse como una táctica discursiva utilizada por diferentes líderes sociales y políticos (entre ellos, líderes religiosos) basada en un imperativo: el retorno del orden, la previsibilidad, la seguridad y la unidad.1717. Esta noción se explora más extensamente en Christina Vital da Cunha, “A ‘Invisibilidade Ativa’ das Religiões na Política: dos Subterrâneos à Centralidade Pública de Evangélicos no Brasil Contemporâneo” (en la imprenta). El contexto de su surgimiento sería el del fortalecimiento del reconocimiento de la diversidad en el ámbito político1818. Regina Célia Reyes Novaes, “Em Nome da Diversidade. Notas sobre Novas Modulações nas Relações entre Religiosidade e Laicidade,” Comunicações do ISER no. 69, ano 33 (2014). y, al mismo tiempo, una visibilidad creciente de actores y discursos identificados como conservadores en el sentido de la moral que regula las nociones de normalidad compartidas en cada momento en las sociedades.1919. Petrônio Domingues, “Democracia e Autoritarismo: Entre o Racismo e o Antirracismo,” in Democracia em Risco? 22 Ensaios sobre o Brasil Hoje (São Paulo: Companhia das Letras, 2019); Ronaldo Almeida, “Deus Acima de Todos”, in Democracia em Risco? 22 Ensaios sobre o Brasil Hoje (São Paulo: Companhia das Letras, 2019); Daniel Aarão Reis, “As Armadilhas da Memória e a Reconstrução Democrática”, in Democracia em Risco? 22 Ensaios sobre o Brasil Hoje (São Paulo: Companhia das Letras, 2019); Heloisa Murgel Starling, “O Passado que Não Passou,” in Democracia em Risco? 22 Ensaios sobre o Brasil Hoje (São Paulo: Companhia das Letras, 2019); Guilherme Boulos, “A Onda Conservadora”, in A Onda Conservadora: Ensaios sobre os Atuais Tempos Sombrios no Brasil, orgs. Felipe Demier y Rejane Hoeveler (Rio de Janeiro: Mauad, 2016); y Felipe Demier, “A Revolta a Favor da Ordem: A Ofensiva da Oposição de Direita,” in A Onda Conservadora: Ensaios sobre os Atuais Tempos Sombrios no Brasil, orgs. Felipe Demier e Rejane Hoeveler (Rio de Janeiro: Mauad, 2016). La retórica de la pérdida es una narrativa basada, por tanto, en la inseguridad moral frente a los cambios sociales evidentes y que buscan reconocimiento.

En las elecciones brasileñas de 2018, esta retórica de la pérdida fue una estrategia a la que incluso se dio prioridad sobre la confesionalización de la política. En este estudio identificamos un mayor número de candidaturas religiosas no confesionales. Es decir, candidatos de gran identidad con sus núcleos religiosos, con una base de apoyo político entre los evangélicos, pero que se presentaron o inscribieron sus candidaturas en base a sus identidades profesionales: por ejemplo, cantantes, radiodifusores, militares, policías, profesores, influencers digitales, etc.

05

Género en las candidaturas evangélicas de 2018

La mayoría de las candidaturas evangélicas era de hombres. Llama la atención que en el estado de Bahía ninguna mujer resultara elegida diputada federal y solo en Río de Janeiro el número de votos a mujeres para ese mismo cargo se haya aproximado al número de votos obtenidos por los hombres. Considerando que el número de candidatas victoriosas fue menor, podríamos decir que, en proporción, en Río de Janeiro las mujeres tuvieron un mayor éxito electoral que los hombres al intentar ser elegidos para la Cámara Federal de Diputados.

Tabla 3. Total de votos obtenidos por hombres y mujeres en las elecciones de 2018 en cuatro estados

Estados Total de votos a mujeres elegidas para dip. est. Total de votos a hombres elegidos para dip. est. Total de votos a mujeres elegidas para dip. fed. Total de votos a hombres elegidos para dip. fed.
Bahía 93.524 622.287 0 637.162
Minas Gerais 220.118 867.685 85.663 1.333.733
Rio de Janeiro 257.294 541.416 477.132 532.469
São Paulo 272.043 1.031.519 1.541.271 3.417.221

Fuente: Investigación “Candidaturas evangélicas en las elecciones de 2018: Mapeo de candidatos al Poder Legislativo en Río de Janeiro, São Paulo, Bahía y Minas Gerais” – ISER; Fundación Heinrich Boll.

Gráfico 1. Río de Janeiro. Comparación entre la oferta de candidaturas evangélicas y las elegidas

Fuente: Investigación “Candidaturas evangélicas en las elecciones de 2018: Mapeo de candidatos al Poder Legislativo en Río de Janeiro, São Paulo, Bahía y Minas Gerais” – ISER; Fundación Heinrich Boll.

Ellas también centraron sus candidaturas en esta retórica de la pérdida: era necesario rescatar la seguridad en sus diferentes dimensiones. Eso no era contradictorio con la defensa que hicieron en la campaña, e incluso antes, del respeto a las mujeres, la lucha contra la violencia de género y la importancia de las mujeres en el mercado laboral. Es interesante notar que ninguna de las mujeres elegidas se presentó como “ama de casa”, una figura mítica en la retórica de la pérdida en su formulación más patriarcal. Por el contrario, se posicionaron como “mujeres victoriosas” (tomando prestado aquí el término que da nombre al ministerio dirigido por Elizete Malafaia, pastora y esposa del pastor Silas Malafaia), tales como profesionales de los medios de comunicación y profesoras. Sin embargo, la figura materna asociada con la mujer y su éxito estaba fuertemente elaborada.

06

La base territorial evangélica: el caso de la Baixada Fluminense

Otra estrategia importante fue el recurso a la base territorial. Un gran número de trabajos apuntan a un crecimiento evangélico, especialmente en las ciudades y en sus periferias geográficas y sociales.2020. César Romero Jacob et al., “Território, Cidade e Religião no Brasil,” Religião e Sociedade 24, no. 2 (2004): 126-151; Christina Vital da Cunha, “Pentecostal Cultures in Urban Peripheries: A Socio-anthropological Analysis of Pentecostalism in Arts, Grammars, Crime and Morality,” Vibrant 15, no.1 (2018); Amanda Lacerda, André Brandão y Christina Vital da Cunha, “Mapeando Religião na Cidade: Reflexões sobre a Criação de Templos Religiosos na Cidade do Rio de Janeiro entre 2006 e 2016,” Revista Debates do NER (en la imprenta); y Ronaldo Almeida, “Os Deuses do Parlamento,” Novos Estudos CEBRAP 36, fasc. 107 (jun. 2017): 71-79. En Río de Janeiro, la región conocida como Baixada Fluminense tiene una mayoría evangélica patente:2121. “Censo 2010,” IBGE, 2010, visitado el 23 de julio de 2019, https://censo2010.ibge.gov.br/. son 13 municipios, de los cuales nueve tienen mayoría evangélica. Los que tienen la mayor presencia de evangélicos son Seropédica (44%), Duque de Caxias (35%), Nova Iguaçu (36,94%) y Belford Roxo (37,13%). La gran presencia de evangélicos en ese territorio se reflejó en un gran número de candidatos evangélicos victoriosos provenientes de toda la Baixada Fluminense, que, como nos recuerda Decothé,2222. El texto completo de su artículo sobre la Baixada Fluminense y los evangélicos, elaborado en el marco de la investigación sobre la que se basa el presente artículo, está disponible en Marcelle Decothé, "Candidaturas Evangélicas na Baixada Fluminense nas Eleições 2018." Relatório “Candidaturas Evangélicas nas Eleições 2018: Mapeamento de Postulantes ao Poder Legislativo no Rio de Janeiro, São Paulo, Bahia e Minas Gerais,” 2019, visitado el 23 de julio de 2019, www.iser.org.br. se conforma como uno de los grandes propulsores de la “renovación política” de la Asamblea Legislativa del Estado de Río de Janeiro, ya que por primera vez el 51% de los representantes electos provienen de esa región (a nivel nacional, la renovación de la bancada carioca en el Congreso Nacional fue del 65%). La base de candidatos evangélicos elegidos de la Baixada Fluminense ha crecido y ya es la más grande en la historia de Río de Janeiro. En 2018, 15 candidatos con base electoral en la Baixada fueron elegidos para las cámaras federal y estatal, lo que representa un aumento del 36% en comparación con las últimas elecciones de 2014.

EL 13% de los diputados del Congreso Nacional proceden de la bancada de Río de Janeiro, compuesta por congresistas evangélicos de la Baixada, el mismo porcentaje de ocupación que en la Asamblea Legislativa del Estado de Río de Janeiro. En esta institución, el sentido de oportunidad política orientado a la organicidad y al empoderamiento del grupo, a imagen de lo que sucede a nivel federal, resultó en la formación del Frente Parlamentario Evangélico en la Asamblea Legislativa del Estado de Río de Janeiro, cuya presidencia estuvo a cargo de Fábio Silva (DEM).

07

Agendas prioritarias para las candidaturas evangélicas en 2018

En el universo evangélico analizado, los candidatos electos tenían tres grandes agendas comunes que coincidían con los temas presentes en la mayoría de las candidaturas exitosas del resto de Brasil a los Poderes Ejecutivos y Legislativos, a saber: la agenda moral (con énfasis en temas relacionados con la “ideología de género” y la defensa de la familia nuclear, llamada “familia tradicional”), la seguridad pública (en forma de “lucha contra la violencia” y “mantenimiento del orden”) y la lucha contra la corrupción (con un fuerte sello moral de limpieza y renovación de la política, sin referencia, en la mayoría de los casos, a la presencia fundamental de empresas de capital nacional y extranjero o el sistema financiero). Estas agendas han ido ganando fuerza en el activismo conservador, especialmente en el de índole religiosa, pero no solo en él.2323. Brenda Carranza y Christina Vital da Cunha, “Conservative Religious Activism in the Brazilian Congress: Sexual Agendas in Focus,” Social Compass 65, no. 4 (2018): 486-502; Ricardo Mariano, “Expansão e Ativismo Político de Grupos Evangélicos Conservadores, Secularização e Pluralismo em Debate,” Civitas: Revista de Ciências Sociais 16 (2016): 710-728; Maria das Dores Campos Machado, “Aborto e Ativismo Religioso nas Eleições de 2010,” Revista Brasileira de Ciência Política (impreso) (2012): 25-54; y Almeida, “Deus Acima de Todos”, 2019. Durante las entrevistas realizadas con candidatos evangélicos de diferentes partidos, tuvimos la oportunidad de observar el collage entre identidad evangélica y la afirmación de una limpieza moral relacionada con esa identidad que les habilitaba para portar el estandarte de la lucha contra la corrupción, como si hubiera una línea de continuidad entre ser evangélico y prácticas morales y la corrección en la conducta pública y privada.

“¡Ser evangélico para mí es ser vida! Para mí lo es todo. He descubierto un estilo de vida diferente. Mi evangelio no es el de la televisión. El Evangelio es Jesucristo. El evangelio que están predicando de hacerse ricos… si tomamos la Biblia, quienes tenían mucho dinero y se hicieron pobres, se cita a Zaqueo y Pedro. Hoy están predicando un evangelio diferente de lo que yo creo. El evangelio para mí es transformación, si no cambia y transforma la vida, no es evangelio de verdad. No tiene sentido aceptar a Jesús para enriquecerse (o para ganar las elecciones). Voy a la montaña a orar cada miércoles por la mañana para que Dios me fortalezca porque lo necesito. Creo que el evangelio que se está predicando hoy no es lo que Dios me enseñó, lo que hacen muchos líderes religiosos.” (Pastor, candidato entrevistado en Río de Janeiro).

“Anunciar la buena nueva, ‘cosas nuevas’. Alguien que ha tenido un cambio radical en su vida y quiere colaborar mejor con la familia y la sociedad. Ser un hombre de carácter, un hombre justo, alguien que se rige por cuestiones morales y espirituales. Ser un hombre justo. ¡Es ser una vida nueva!” (Pastor, candidato entrevistado en Río de Janeiro).

“Vivir los valores del reino de Dios, justicia, paz, participación…. Hacer la vida mejor”. (Candidato entrevistado en Río de Janeiro).

Todos los entrevistados citaron el caso del ex diputado federal Eduardo Cunha2424. Fue elegido diputado federal en 2002 con 101.495 votos y fue reelegido en 2006 y 2010. En 2014, experimentó un aumento significativo en el número de votantes: con 232.708 votos, fue el quinto diputado federal más votado. Eduardo Cunha destacó como el articulador de la oposición a la presidenta Dilma Rousseff, y fue el principal artífice del proceso de impeachment de la presidenta en la Cámara. A principios de septiembre de 2016, el mandato de Cunha fue revocado por violación del decoro parlamentario, después de haber sido acusado de mentir a la Comisión Parlamentaria de Investigación sobre la Petrobras. Está preso como resultado de las investigaciones de la Operación Lava Jato. (MDB-RJ) para ejemplificar a quien “dice ser evangélico”, pero a quien en esa comunidad religiosa se le califica de “no perteneciente”. Uno de los entrevistados destacó: “Los tipos son tan sinvergüenzas… Había quien decía que era evangélico y descubrimos que no lo era. Enseguida se vio que aquel (Cunha) no era evangélico.

En cuanto a las candidaturas evangélicas de la Baixada Fluminense, la lucha contra el crimen violento fue una bandera tan importante o más que la “agenda moral” en la campaña de los vencedores. El contexto local hace décadas que es sensible al tema de la seguridad pública, pues registra los peores indicadores regionales.

“Según el mapa de la violencia de 2018,2525. “Atlas da Violência 2018,” Ipea y Fórum Brasileiro de Segurança Pública (FBSP), junio de 2018, visitado el 12 de abril de 2019, http://www.ipea.gov.br/portal/images/stories/PDFs/relatorio_institucional/180604_atlas_da_violencia_2018.pdf. de los 10 municipios más violentos del estado, 8 están en la Baixada Fluminense, entre los que destaca Queimados, el municipio brasileño que registró la tasa más alta de muertes violentas en 2016, de 134,9 por cada 100.000 habitantes, según el estudio publicado por el Atlas 2018. […] La centralidad del debate sobre la violencia guio la mayor parte de las campañas electorales en ese territorio, por lo que pudimos observar una correlación entre los municipios más violentos de la Baixada y la expresividad de los votos de los partidos que tenían candidatos evangélicos que se apropiaban de las agendas de seguridad pública. Al respecto destacaron los partidos PSL y MDB, que lograron una votación significativa en los municipios con mayores índices de homicidios de la Baixada, eligiendo, respectivamente, a 3 diputados federales y 4 diputados estatales evangélicos.2626. Decothé, "Candidaturas Evangélicas na Baixada Fluminense...”, 2019, p. 5.

08

Los evangélicos y sus afiliaciones partidarias en las elecciones de 2018

Las candidaturas evangélicas identificadas estaban presentes en todos los partidos con mayor concentración de victorias, entre PRB (20), PSL (7), PP (6), PSC (5) y DEM (5). El predominio de ciertos partidos y denominaciones sigue lo que señalamos en estudios anteriores: PSC y PRB, Asambleas de Dios e Iglesia Universal del Reino de Dios. Sin embargo, el PSC logró que resultaran elegidos un número menor de diputados que en las elecciones de 2014, pero conquistó el Poder Ejecutivo en Río de Janeiro, un estado estratégico en la escena política nacional, con Wilson Witzel. La novedad de estas elecciones fue el PSL, que logró movilizar sus candidaturas victoriosas entre youtubers, profesionales de las fuerzas de seguridad pública y evangélicos.

Por lo tanto, había candidaturas evangélicas en partidos de todo el espectro político, aunque se concentraban en los identificados con el campo de la derecha. Entre las candidaturas electas, esa concentración fue aún mayor. De los 46 diputados federales elegidos por Río de Janeiro para la Cámara Federal de Diputados, el 26% son evangélicos y solo uno de ellos está vinculado a un partido de izquierda (PT).2727. Diputada Federal Benedita da Silva (PT). En el caso de la Asamblea Legislativa del Estado de Río de Janeiro, sucede lo mismo: solo una candidatura evangélica en un partido de izquierda (PSOL).2828. Diputada Estatal Mônica Francisco (PSOL). En ambos casos, se trataba de mujeres negras, evangélicas y de origen popular, que vivían en favelas, y que tenían en las favelas una de sus principales bases electorales. Nuestro historial de investigación nos permite afirmar que los mandatos identificados como de izquierda o progresistas obtienen más éxito por su militancia en el movimiento social que entre sus “hermanos de fe”. Se han identificado muy pocos casos de nuevas candidaturas jóvenes evangélicas vinculadas a partidos de centro-izquierda.2929. Alessandra Monteiro (REDE) y Caio Cunha (PV), que ya era concejal en Mogi das Cruzes (SP). Pero otras, con una base más consolidada, de políticos con mandatos anteriores con agendas progresistas, tampoco fueron reelegidas.3030. Carlos Bezerra (PSDB), ex diputado estatal, pastor de la Igreja Comunidade da Graça y expresidente de la Comissão de Direitos Humanos de la ALES. Patrícia Bezerra (PSDB), concejala en São Paulo y exsecretaria de Derechos Humanos en el ayuntamiento de São Paulo bajo la administración de João Dória.

09

Consideraciones finales

Las elecciones de 2018 fueron, en general, sorprendentes, ya que estuvieron marcadas por la detención de quien lideraba las encuestas de opinión, el expresidente Luiz Inácio Lula da Silva, seguida meses después por la victoria de Jair Bolsonaro, un candidato minoritario que fue catapultado a la presidencia por una base conservadora de diferentes matices con una fuerte vertiente religiosa cristiana (católica y evangélicas), y un sector de simpatizantes de las Fuerzas Armadas y las fuerzas de seguridad en general. Por supuesto, los votos que dieron la victoria a Bolsonaro no procedieron exclusivamente de estos grupos religiosos cristianos, pero tuvieron en ellos una base importante y que se lanzó al activismo. Las estrategias adoptadas en su campaña, entre ellas la retórica de la pérdida, centrada en la promesa de una vuelta al orden, al crecimiento y a la tradición familiar, fueron utilizadas por muchos de los candidatos analizados en esta investigación. La retórica de la pérdida fue una estrategia fundamental de acción que conectó a evangélicos, católicos, profesionales del derecho, representantes del área de la seguridad pública entre sí y con una amplia base social que se sentía cada vez más amenazada en su capacidad de reproducción económica, social, física y moral.

En general, como señalamos anteriormente, los parlamentarios evangélicos elegidos están en los partidos identificados como de derechas y ocupan, en su mayor parte, cargos religiosos en sus iglesias. Además de la afiliación religiosa institucionalizada, la mayoría de los miembros elegidos son presentadores de programas de radio y televisión, empresarios de los sectores de la comunicación, agropecuario e inmobiliario, y abogados. Alrededor del 15% de los miembros del Frente Parlamentario Evangélico son profesionales del ámbito de la seguridad pública y nacional, como militares, delegados y policías.

Si comparamos las elecciones de 2018 con las anteriores, observamos la continuidad en el aumento de la oferta de candidaturas confesionales evangélicas. No obstante, entre 2010 y 2014, el aumento en el porcentaje de candidatos confesionales evangélicos fue del 40%. Entre 2014 y 2018 el aumento fue ligeramente superior al 8%. Aun así, el número de parlamentarios victoriosos confesionales es mucho menor que el de las candidaturas evangélicas no confesionales. En los cuatro estados analizados en este estudio, Río de Janeiro, São Paulo, Bahía y Minas Gerais, hubo 164 candidaturas evangélicas. De estas, 70 eran candidaturas confesionales. De ese total de 164 candidatos y candidatas, 54 lograron ser elegidos. Esto significa que estos cuatro estados fueron responsables de la elección del 63,5% del Frente Parlamentario Evangélico en la Cámara Federal y del 28,5% en el Senado.

Aunque la agenda moral fue un elemento importante en la disputa, insuflada por candidatos interesados en movilizar las bases religiosas en Brasil, la desaprobación de los parlamentarios evangélicos y de la población respecto a la gestión presidencial está creciendo, señalando, algo que muestran diversos estudios, que el discurso moral no sustenta la adhesión de la población. Para mantener el apoyo es necesario que la gente sienta mejoras en su vida diaria, algo que es válido para el público en general y no solo entre los religiosos. Las principales reivindicaciones populares ―la lucha contra el desempleo y la garantía de una mayor seguridad en las ciudades y en el campo― ni siquiera se mencionan en la cobertura mediática de la presidencia, lo que aumenta la sensación de desamparo e insatisfacción de la opinión pública.

Christina Vital da Cunha - Brasil

Christina Vital da Cunha es Profesora Asociada del Departamento de Sociología del Programa de Posgrado en Sociología de la Universidad Federal Fluminense (UFF) y colaboradora ad hoc del Instituto de Estudios Religiosos (ISER).

Recibido en Junio de 2019

Original en Portugués. Traducido por Fernando Campos Leza.

Ana Carolina Evangelista - Brasil

Ana Carolina Evangelista tiene una Maestría en Relaciones Internacionales de la Pontificia Universidad Católica de São Paulo (PUC/SP) y en Gestión Pública de la Fundación Getulio Vargas (FGV/SP) y es investigadora del ISER.

Recibido en Junio de 2019

Original en Portugués. Traducido por Fernando Campos Leza.