edición 30

Convocatoria para la
30ª edición especial

Sur - Revista Internacional de Derechos Humanos

Defensoras e defensores de derechos humanos – raíces, rostros y trayectorias

Conectas Derechos Humanos hace un llamado para el envío de contribuciones en forma de narrativas, ensayos, estudios de caso, reflexiones institucionales y piezas artísticas – preferentemente a autores/as del Sur global – para la 30ª edición de Sur – Revista Internacional de Derechos Humanos, con el tema: Defensoras e defensores de derechos humanos – raíces, rostros y trayectorias. Esta edición tendrá como editora invitada a Denise Dora11. Denise Dora es activista y abogada de derechos humanos. Es la cofundadora y Presidente del Consejo Director de Themis – Género Justicia y Derechos Humanos. Fue responsable por el Programa de Derechos Humanos de la Fundación Ford en Brasil, entre 2000 y 2011. Actualmente es directora ejecutiva de Artigo 19, organización internacional que defiende la libertad de expresión y opinión. Denise tiene publicaciones en derechos de las mujeres y derechos humanos y actualmente es socia de una oficina de abogados especializada en derechos de las organizaciones de la sociedad civil, discriminación y derecho socio ambiental. y las contribuciones serán recibidas hasta el 10o de febrero de 2020.

Qué motiva la acción de defensoras y defensores de derechos humanos parece ser una pregunta de respuestas obvias, tales como el imperativo de sobrevivencia e indignación frente a los efectos concretos de violaciones sistemáticas de derechos, o el deseo y esperanza de un mundo mejor. Otras respuestas no son tan obvias como una consciencia política y la búsqueda por responsabilzación delante de injusticias y desigualdades por parte de quienes no las sufren directamente.

Pero esta pregunta remite a otras: ¿Qué configura el papel de defensoras y defensores de derechos humanos? ¿Qué personas o grupo de personas pueden ser consideradas defensoras de derechos humanos? Inclusive, ¿cómo defensoras y defensores perciben su proprio trabajo? Aunque la definición de esta “categoría” se remonte al artículo 1 de la declaración sobre defensores de derechos humanos (1998) de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), la interpretación no está exenta de controversias cuando se trata de aplicarla a personas y coyunturas específicas.

Organizaciones nacionales e internacionales han producido importantes informes sobre la situación de defensores y defensoras de derechos humanos en el mundo.22. Ver, por ejemplo: “Defensores ¿El Juego Final?,” Programa Somos Defensores, junio de 2019, visitado el 4 de diciembre de 2019, https://somosdefensores.org/wp-content/uploads/2019/10/informe-Somos-defensores-ENERO-JUNIO-2019-oct-8-web-final.pdf.pdf; “Conflitos no Campo Brasil 2018,” Comissão Pastoral da Terra, 2019, visitado el 4 de diciembre de 2019, https://www.cptnacional.org.br/component/jdownloads/send/41-conflitos-no-campo-brasil-publicacao/14154-conflitos-no-campo-brasil-2018?Itemid=0; “Fighting Back: A Global Protection Strategy for Earth Rights Defenders,” Earth Rights Defenders, 2018, visitado el 4 de diciembre de 2019, https://earthrightsdefenders.org/wp-content/uploads/2018/12/ERD_Report_Web.pdf. Ver, por exemplo, “Enemies of the State?,” Global Witness, 2019, visitado el 10 de noviembre de 2019, https://www.globalwitness.org/documents/19766/Enemies_of_the_State.pdf; e “Front Line Defenders Global Analysis 2018,” FLD, 2019, visitado el 10 de noviembre de 2019, https://www.frontlinedefenders.org/sites/default/files/global_analysis_2018.pdf. Sin embargo, el foco de estos informes son principalmente los contextos de violencia, la cantidad de amenazas y el número de asesinatos de defensoras y defensores según el país y el tipo de actividad.

En el número 30 de la Revista Sur queremos evidenciar el trabajo de defensoras y defensores de derechos humanos a partir de otro enfoque. Celebrar nuestras conquistas y trayectorias sin dejar de lado una agenda que permanece urgente para garantizar nuestro trabajo: la protección y el bien estar de quienes defienden derechos humanos.

A partir de esto, proponemos dos ejes: uno de reconocimiento de las trayectorias y otro de reflexión sobre la protección. Así, buscamos direccionar la mirada hacia el individuo defensor/ defensora y no solamente para las colectividades, organizaciones y movimientos.

1. Celebrar las trayectorias

Por un lado, queremos responder algunas preguntas: ¿Qué energiza el activismo en derechos humanos? ¿Qué motiva y mantiene activas a las personas que se comprometen con la defensa de derechos? Más allá de las condiciones en que defensoras y defensores ejercen su papel en la defensa de derechos humanos y ambientales alrededor del mundo, nos interesan las historias detrás de las personas activistas, así como las muchas maneras a través de la cuales entienden y desarrollan su labor.

A seguir, indicamos algunas preguntas que pueden instigar o inspirar los relatos que sean enviados para esta edición de la Revista Sur.

2. Pensar la protección

Los recientes informes sobre la situación de defensoras y defensores en el mundo muestran números alarmantes y condiciones cada vez más adversas para la defensa de los derechos humanos. De esta manera, celebrar en medio de situaciones tan negativas sin discutir formas efectivas de protección podría llevarnos a una romantización del trabajo en este campo. Reconociendo este riesgo, nos gustaría proponer también un espacio para discutir el tema de la protección, desde una mirada crítica y humanizada. Algunas preguntas que pueden guiar las contribuciones son:

Considerando estos elementos, la revista Sur abre la convocatoria para el envío de contribuciones para su edición no. 30. Nos gustaría recibir propuestas que incluyan historias, trayectorias, herramientas y relatos de prácticas, de inspiración y también de autocuidado y protección, las cuales alimentan la jornada de personas que por diversas razones y en diferentes contextos defienden derechos humanos y ambientales alrededor del mundo.

La Revista Sur, en su correo electrónico artigo.sur@conectas.org, recibirá contribuciones (en portugués, inglés o español) entre 7.000 – 20.000 caracteres (incluyendo espacios) en los siguientes formatos: