Dossier Sur sobre Internet e Democracia

Participación Pública Electrónica en Jordania

Reem Al Masri

Cómo navegan los movimientos de oposición jordanos entre las violaciones del Estado a su libertad de expresión y las violaciones de datos de Facebook

Alex Brey

+ ARTICLES

RESUMEN

En febrero de 2018, jordanos y jordanas tomaron las calles en las ciudades de Theeban, as-Salt y Al Karak tras la decisión gubernamental, guiada por el Fondo Monetario Internacional, de elevar los impuestos sobre 164 commodities y abolir los subsidios al pan. En medio de una total ausencia de cobertura periodística local, estas manifestaciones evolucionaron hacia debates diarios transmitidos por transmisión en vivo de Facebook. Se discutieron las realidades política y económica de Jordania, lo cual resucitó las demandas de 2011 y 2012 de una monarquía constitucional, al igual que de rendición de cuentas, tanto del régimen existente como del departamento de inteligencia. Sin embargo, mientras jordanos y jordanas participaban y seguían los debates nocturnos por transmisión en directo, campañas globales llamaban a los usuarios a borrar sus cuentas de Facebook en reacción al último escándalo de filtración de datos: Cambridge Analytica involucrada en la campaña de Trump obteniendo acceso a los datos de usuarios de Facebook. Este artículo analiza la relación conflictiva que viven con Facebook los movimientos políticos en regímenes de autoritarismo blando como Jordania, en la medida en que estos cuentan, por un lado, con una prensa local restrictiva y, por el otro, se encuentran con las críticas globales a la violaciones de datos perpetradas por Facebook.

Palabras Clave

| | |

• • •
01

1. Introducción

_Oh dios todopoderoso… Queremos a este traidor en el tribunal
Qué desgracia, qué desgracia, vendieron a Jordania por un dinar

Esos eran los cantos de decenas de manifestantes jordanos en Theeban, una localidad a 70 kilómetros al este de Amán, cuatro días después de la decisión del gobierno jordano de suspender los subsidios al pan e imponer impuestos a 164 commodities, que entró en vigor en febrero de 2018.11. “Jordan: Jordan Levies New Special Taxes on Food and Beverage Products,” United States Department of Agriculture, 29 deenerode 2018, visitado el 14 de junio de 2018, https://www.fas.usda.gov/data/jordan-jordan-levies-new-special-taxes-food-and-beverage-products. Lo que empezó como una protesta espontánea contra esa decisión orientada por el Fondo Monetario Internacional (FMI)22. Suleiman Al-Khalidi, “Jordan Unveils Major IMF-guided Tax Hikes to Reduce Public Debt.” Reuters, 15 de enero de 2018, visitado el 14 de junio de 2018, https://www.reuters.com/article/us-jordan-economy-reforms/jordan-unveils-major-imf-guided-tax-hikes-to-reduce-public-debt-idUSKBN1F42Q9. se transformó en una serie de protestas diarias y discusiones públicas que se diseminaron hacia las ciudades de as-Salt y Karak33. Transmisión en vivo, video de Facebook, 1:30:42, subido por Rami Attalla Al-ajoll, 2 de marzo de 2018, visitado el 14 de junio de 2018, https://web.facebook.com/rami.alajoll/videos/1690618127661632/. (y que siguen hasta el momento en que se escribe este artículo).

Las demandas de quienes protestan han cambiado desde cuando empezaron. Las protestas ahora cubren un rango de temas, entre ellos el llamado a que renuncie el primer ministro, la discusión del regreso a una monarquía constitucional, la exigencia de un gobierno electo, límites para las autoridades ejecutivas del rey, el debate sobre las políticas neoliberales en Jordania y la defensa de juicios para empresarios con acusaciones de corrupción. Esas son demandas que no se oían en las manifestaciones desde aquellas de 2011 y 2012, frutos de la Primavera Árabe.

No obstante, esas manifestaciones no fueron televisadas, ni cubiertas por los sitios web locales de noticias. En cambio, los manifestantes están mostrándolas por transmisión en Facebook. Esas cuentas de Facebook representan un importante archivo de las protestas y discusiones públicas que se dieron en Theeban, as-Salt y Karat desde febrero de 2018. Mientras en los últimos meses los usuarios de Facebook eran llamados a abandonar la plataforma en función de preocupaciones vinculadas al uso de sus datos por el gigante de los medios sociales, los jordanos de esas tres regiones se seguían asegurando, a diario, de que sus móviles estuvieran lo suficientemente cargados y con créditos bastantes para una hora de transmisión en vivo en Facebook.

Este artículo explora la relación conflictiva que tienen con Facebook los movimientos políticos en regímenes de autoritarismo blando como Jordania, dado que, por un lado, cuentan con un ambiente mediático local restrictivo y, por el otro, están las críticas globales a las violaciones de datos realizadas por Facebook. Primeramente, se analiza cómo el Estado jordano intentó reprimir las movilizaciones en línea, mientras simultáneamente promovía la “apertura” de la economía del contenido digital de Jordania ante una audiencia internacional. Luego, utilizando entrevistas con activistas de la transmisión en vivo, se examina cómo esos activistas navegan entre las leyes restrictivas del Estado sobre la prensa electrónica local y las violaciones de datos de Facebook, a fin de elevar el perfil de las demandas de las manifestaciones de febrero de 2018.

02

2. La paradoja de internet en Jordania

La tasa de penetración de internet en Jordania alcanzó el 87% y la de teléfonos móviles, el 168 % en 2016.44. TRC, https://bit.ly/2pnzbd9. En 2017, Jordania quedó en quinto lugar en el ranking de tasas de penetración de Facebook en la región árabe (después de Emiratos Árabes Unidos, Qatar, Bahréin y Kuwait), con 60% de su población con cuentas de Facebook.55. “Social Media and theInternet of Things,” Arab Social Media Report and Mohammed Bin Rashid School of Government, 2017, visitado el 14 de junio de 2018, http://www.mbrsg.ae/getattachment/1383b88a-6eb9-476a-bae4-61903688099b/Arab-Social-Media-Report-2017. Estas llamativas estadísticas son el resultado de una década de políticas neoliberales, de las cuales el sector de tecnología de la información y la comunicación (TIC) fue el primero en beneficiarse. El gobierno, por ejemplo, liberalizó completamente el mercado de telecomunicaciones,66. Mohammad Ghazal, “‘Jordan One of Two States in Region to Liberalise Telecom Sector’.” The Jordan Times, 8 de febrero de 2014, visitado el 14 de junio de 2018, http://www.jordantimes.com/news/local/jordan-one-two-states-region-liberalise-telecom-sector%E2%80%99. y promovió a Jordania como un centro regional de TIC.77. Mohammad Ghazal, “Initiative Planned to Turn Jordan into ICT Hub.” The Jordan Times, 20 de octubre de 2016, visitado el 14 de junio de 2018, http://www.jordantimes.com/news/local/initiative-planned-turn-jordan-ict-hub. Especialmente después de la adquisición de Maktoob por parte de Yahoo en 2009,88. Jason Kincaid, “Confirmed: Yahoo Acquires Arab Internet Portal Maktoob.” Tech Crunch, 25 de agosto de 2009, visitado el 14 de junio de 2018,https://techcrunch.com/2009/08/25/confirmed-yahoo-acquires-arab-internet-portal-maktoob/. y luego la adquisición de Souq por Amazon,99. Jon Russell, “Amazon Completes its Acquisition of Middle Eastern e-Commerce Firm Souq.” Tech Crunch, 3 de Julio de 2017, visitado el 14 de junio de 2018, https://techcrunch.com/2017/07/03/amazon-souq-com-completed/. el gobierno lució a Jordania como una plataforma para el contenido árabe en línea en la región de Oriente Medio y África del Norte (MENA, por sus siglas en inglés). Tales iniciativas contribuyeron para que Jordania tuviera uno de los costos de conectividad más bajos y las más altas tasas de penetración de internet en la región árabe.1010. “Broadband Networks in MENA,” World Bank, 2014, visitado el 14 de junio de 2018, http://www.worldbank.org/en/region/mena/publication/broadband-networks-in-mna.

Acompañó este crecimiento del internet la descentralización de la producción de la información y del intercambio de opiniones. Hasta mediados de los años noventa, los medios de comunicación estatales1111. “Jordan’s Media Landscape,” Fanack, 8 de marzo de 2017, visitado el 14 de junio de 2018, https://fanack.com/jordan/society-media-culture/jordan-media/. constituían la única fuente de información. Sin embargo, las comunidades de blogs y sitios web de noticias estallaron en números en la década anterior a la Primavera Árabe. En 2006, el agregador de blogs Jordan Planet era conocido por promover entradas de blogs locales sobre un amplio espectro de temas políticos y sociales,1212. “Jordanian Bloggers On Zarqawis’ Death,” The Black Iris, 8 de junio de 2006, visitado el 14 de junio de 2018,http://black-iris.com/2006/06/08/jordanian-bloggers-on-zarqawis-death/. y Ammon News fue el primero de cientos de sitios de noticias que empezaron a publicar noticieros locales originales. Como la tasa de penetración de las redes sociales se elevó tras la Primavera Árabe, nuevos procesos de participación y movilización política se fueron formando. De los debates en los medios sociales que reavivaban las demandas de las protestas nacionales de 2011 y 2012, surgieron grupos como el HashtagDebates1313. “لجزء الأول من النقاش, Hashtag Debates #نقاشات,” Video deYouTube, 48:45, subido por aramram aramram, 27 de abril de 2011, visitado el 14 de junio de 2018, https://www.youtube.com/watch?v=w5ZO8FAx_PQ. y el Jordan’s Cafe Politique1414. Consulta de búsqueda enYouTube, visitado el 14 de junio de 2018, https://bit.ly/2jjRvzW., que se reunían periódicamente para hablar de temas como la monarquía constitucional y la rendición de cuentas del departamento de inteligencia. Esas reuniones eran tuitadas, publicadas en Facebook y transmitidas en transmisión en vivo por compañías voluntarias de producción, que luego las archivaban en YouTube.

Esta ola de disenso en línea planteó al Estado jordano un dilema. Por un lado, necesitaba promover la narrativa del ambiente abierto y neoliberal del sector TIC para los inversores internacionales, pero, por el otro, deseaba controlar los medios en rápido proceso de descentralización que esas mismas políticas estaban creando. A fin de alcanzar esta doble narrativa, el gobierno intensificó la demonización de los sitios web de noticias locales, describiéndolos como, por ejemplo, “dañinos para la reputación del ciudadano”.1515. “الطراونة يتحدث عن قانون المطبوعات,” video deYouTube, 4:20, subido poralghadnewspaper, 15 de septiembre de 2012, visitado el 14 de junio de 2018,https://www.youtube.com/watch?v=F1s-1lJlYNM. Esta narrativa allanó el camino para la reforma de la Ley de Prensa y Publicación, de septiembre de 2012,1616. Ryan Folio, “The 2012 Amendment to Jordan’s Press and Publications Law: The Jordanian Government’s Stigmatization Campaign against News Websites.” Jadaliyya, 19 de diciembre de 2015, visitado el 14 de junio de 2018, https://bit.ly/2Fsplvd. que exige que los sitios web locales obtengan una licencia para publicar, o, de lo contrario, enfrentar una orden de bloqueo de la Comisión de Medios. Al año siguiente, la Comisión de Medios bloqueó a cientos de sitios web locales. En simultáneo, la narrativa que promueve al sector de comunicación liberal de Jordania se intensificó. El Ministerio de Tecnología de la Información y la Comunicación lanzó su Estrategia TIC para Jordania 2013-2017, promoviendo el sector de contenido digital de Jordania y la inversión extranjera directa.1717. “Jordan National Information and CommunicationsTechnology Strategy(2013-2017),” TRC, 2017, visitado el 14 de junio de 2018, https://bit.ly/2I3Niyp.

Ante su audiencia internacional, el Estado sigue delirando sobre el potencial para el emprendedorismo en la escena del contenido digital a través de conferencias internacionales.1818. Ver, por ejemplo: Davos 2015; la2014 Innovative Jordan Conference; el2013 Jordan-US Business Forum. Internamente, empero, se aprovechó cada vez más de los incidentes de seguridad para criminalizar aún más los espacios digitales, especialmente cuando estos canalizaban la crítica nacional en su fracaso para lidiar con temas de seguridad. En 2016, por ejemplo, después que el Estado acusó al conocido escritor Nahed Hattar por blasfemia, él recibió amenazas de muerte en línea que finalmente llevaron a su asesinato.1919. Lina Ejeilat, “A Free-Speech Fatality.” The New York Times, 29 de septiembre de 2016, visitado el 14 de junio de 2018, https://www.nytimes.com/2016/09/30/opinion/a-free-speech-fatality-in-jordan.html. Las reacciones públicas en las redes sociales fueron desde la furia contra la inacción del departamento de policía ante las denuncias de las amenazas de muerte a Nahed hasta incidentes de discurso de odio religioso. Muchos meses después, un ataque terrorista tuvo lugar en Karak, resultando en una operación de seguridad de 14 horas, con 10 víctimas y ninguna declaración pública oficial. Pero los medios sociales fueron inundados con videos emitidos desde el lugar que demostraban la mala preparación de la policía. Luego de esos dos incidentes, los reclamos oficiales acerca de la necesidad de monitorear a los medios sociales dispararon.2020. “Social Networking Sites and The Need for More Censorship,” Al Rai Newspaper, 4 de enero de 2017, visitado el 14 de junio de 2018, https://bit.ly/2Gz4N8M. Los medios estatales presentaban a los medios sociales como un “lugar caótico [y] ingobernable”2121. “Experts: The Need to Stop the Break-up of Social Networking Sites,” Al-Rai Newspaper, 14 de enero de 2017, visitado el 14 de junio de 2018, https://bit.ly/2rbpoX0. y “un arma contra la seguridad interna”.2222. Ibid.

En mayo de este año, el gobierno coronó esas narrativas proponiendo reformas a la Ley de Crímenes Cibernéticos, que haría que “la publicación o republicación de crímenes de odio” en la internet se volviera un delito penal, acarreando una sentencia de prisión de uno a tres años, y una fianza de JOD 5.000 – 10.000 ($7.000 – $14.000).2323. “Gov’t Ready With Cybercrime Bill ‘To Curb Hate Speech’,” The Jordan Times, 22 de mayo de 2018, visitado el 14 de junio de 2018, http://www.jordantimes.com/news/local/gov%E2%80%99t-ready-cybercrime-bill-curb-hate-speech%E2%80%99. Estas reformas aún aguardan ser revisadas por el Parlamento. Desproporcionadas y vagamente definidas, las penalidades propuestas para los “crímenes de odio” en línea, más que perseguir cualquier objetivo legitimo, reducirán de hecho el compromiso público con los medios sociales, la única salida para documentar los debates nacionales – dado el asfixiante ambiente entre los partidos políticos –, traerán la prohibición administrativa de los encuentros públicos2424. “Governor of Amman Bans a Public Discussion on Elections,” 7iber, 29 de agosto de 2016, visitado el 14 de junio de 2018, https://www.7iber.com/politics-economics/governor-of-amman-bans-a-public-discussion-on-elections/. y la represión a las manifestaciones.2525. Arabic Network for Human Rights Information, “Jordanian Security Forces Crack Down on Protest Calling for Prisoner’s Release.” Ifex, 21 de marzo de 2014, visitado el 14 de junio de 2018,https://www.ifex.org/jordan/2014/03/21/protest_forcefully_dispersed/. Se puede predecir fácilmente la trayectoria probable de esas reformas propuestas mirando un poco la historia del Estado que usa las leyes de crímenes cibernéticos y antiterrorismo para perseguir a la oposición política. Solo en 2016 y 2017, decenas de ciudadanos y periodistas fueron perseguidos por crímenes tales como “atentar contra el régimen” y “cambiar la gobernanza del país” o “alterar las relaciones con un país vecino” por publicaciones que hayan hecho en los medios sociales.2626. Khaberni, 20 de diciembre de 2017, visitado el 14 de junio de 2018, https://bit.ly/2AKv6DC. Por ejemplo, en octubre de 2017, un activista fue perseguido por la corte de seguridad del Estado por criticar la posición del régimen de permitir que un israelí asesino de dos jordanos en la Embajada de Israel retornara a su país de origen sin un juicio.2727. Reem Al Masry, “How to Start the Way to the Solitary Cell with a Click.” 7iber, 21 de agosto de 2017, visitado el 14 de junio de 2018, https://bit.ly/2g4xEWW. En julio de 2017, la Corte de Seguridad del Estado retuvo a un poeta bajo investigación por publicar un poema en su Facebook condenando la posición jordana de boicotear a Qatar, juntamente con los otros Estados del Golfo.2828. Ibid.

Estas realidades están totalmente ajenas a la aspiración de “sociedad de acceso abierto” que el gobierno vislumbró en su estrategia Reach 2025, lanzada en el Foro TIC MENA, con el propósito de “volver a Jordania relevante en la economía digital global”. Tal narrativa está completamente desconectada de la realidad de los controles locales sobre la internet. A principios de 2018, la Comisión de Medios anunció que había emitido 175 licencias para sitios web locales desde la aprobación de la Ley de Prensa y Publicaciones de 2012.2929. “The Information Authority Grants Licenses to 175 Electronic Publications,” Albosala, 19 de febrero de 2018, visitado el 14 de junio de 2018, https://bit.ly/2GMcEwO. A la vez, sin embargo, la misma Comisión de Medios envía semanalmente órdenes de bloqueo a proveedores de internet.

Los principales sitios web de noticias tardaron 30 días en informar los eventos de Karak iniciados en febrero de 2018. Ninguno de los participantes que transmitían diariamente por transmisión desde Karak, as-Salt y Theeban puede crear un blog o un sitio web comunitario, dado que la Ley de Prensa y Publicación requiere que “todo sitio web que publique noticias” tenga por lo menos cinco empleados a tiempo completo3030. Laila Azzeh, “Jordan Media Commission’s New Law on News Websites Draws Controversy.” The Jordan Times, 28 de julio de 2017, visitado el 14 de junio de 2018, http://www.jordantimes.com/news/local/jordan-media-commission%E2%80%99s-new-law-news-websites-draws-controversy. y un editor jefe que haya sido miembro del Sindicato de Periodistas durante cuatro años como mínimo.3131. Thoraya El-Rayyes, “Controlling Online Media in Jordan: Censorship or Rule of Law.” 7iber, 7 de abrilde 2015, visitado el 14 de junio de 2018,https://www.7iber.com/wireless_research/controlling-online-media-in-jordan-censorship-or-rule-of-law/. Tratando de rellenar la brecha de cobertura mediática, algunos manifestantes contactaron a agencias internacionales para que transmitieran las protestas a un público más amplio. Sin embargo, como comenta Sabri, uno de los que transmitía por transmisión en vivo desde Theeban, su cobertura no refleja la historia “verdadera”, ya que “quieren pintarnos como muertos de hambre”. Según él, una agencia se le acercó para crear una historia sobre las manifestaciones de febrero pidiendo de hablar únicamente con manifestantes jubilados o desempleados, ignorando las solicitudes de Sabri de que entrevistara a aquellos que tenían demandas políticas. El activista se opuso a esa cobertura alegando: “Yo no salí a la calle porque tenía hambre, sino porque el Estado me está sometiendo a una injusticia. Yo no tengo derecho a elegir en este país, la legislación electoral es injusta y yo exijo una monarquía constitucional”.

03

3. Trasmisión en vivo: “nuevas oportunidades para juntar a las personas”

Con la prensa local renuente o incapaz de transmitir información sobre sus protestas, sumada a las restricciones gubernamentales que no permiten que lancen sus propias plataformas en línea, los activistas como Rami y Sabri buscaron una alternativa diferente para difundir sus protestas. Esta vino en la forma de servicios de transmisión en vivo a bajo costo de Facebook cuando, el 6 de abril de 2016, Mark Zuckerberg anunció con orgullo que su nueva función de transmisión sería accesible a todos los usuarios.3232. Mark Zuckerberg, 2016, “Today we’re launching Facebook Live for everyone...”. Facebook, 6 de abril de 2016, visitado el 14 de junio de 2018, https://web.facebook.com/zuck/posts/10102764095821611?_rdc=1&_rdr. En una publicación de Facebook, este celebró que “hoy cualquier persona que tenga un celular tiene el poder de transmitir para cualquiera en el mundo… [El transmisión en vivo] creará nuevas oportunidades para juntar a las personas”. Aunque se tratara de un intento más de Zuckerberg de incrementar sus ganancias centralizando servicios de red, el transmisión en vivo fue “lo que impidió a las autoridades de reprimirnos”, dijo Sabri, que en 2016 ayudó a organizar la “Tienda para la Juventud Desempleada de Theeban”, una sentada abierta que se hizo veinte días después del anuncio de la transmisión en vivo de Zuckerberg. Para los manifestantes que estaban dentro de la tienda, la transmisión en vivo resultó una herramienta completa para la estrategia de comunicación, “porque al principio éramos demonizados” por el gobierno, explica el activista. Al igual que la cobertura mediática de la tienda, “todo era transmitido por streaming en vivo”, incluidas las discusiones y charlas con apoyadores que venían a visitarlos desde otras partes de Jordania. Así como el transmisión en vivo ayudó a mantener la tienda de pie, fue también la razón por detrás de su remoción por parte de fuerzas policiales en su día número 57.3333. “SevenProtesters Arrested in Theeban,” The Jordan Times, 2016, visitado el 14 de junio de 2018, http://www.jordantimes.com/news/local/seven-protesters-arrested-theeban.

Aunque el número de participantes en tales manifestaciones o protestas no pasa de algunas decenas o centenas, la transmisión en vivo puede llegar a diez mil visualizaciones, siendo que un video de una protesta en as-Salt alcanzó las 140.000 visualizaciones después que la policía arrestó a un activista por “atentar contra el régimen” a causa de su participación en estas protestas. Los altoparlantes y micrófonos convertidos a la transmisión en vivo se volvió parte integrante de estas protestas diarias. Además de protestar, estas manifestaciones se están transformando en “una plataforma para elevar los niveles de consciencia sobre diferentes temas sociales”, dice Hani, el principal organizador de as-Salt, que mantiene su mirada moviéndose entre las cámaras de transmisión y las multitudes reunidas a su alrededor. El público interactúa instantáneamente con los oradores, a veces expresando su apoyo desde distintas partes de Jordania y otras veces expresando enfado por la decisión de cortar la transmisión en vivo, en la medida en que “nadie tiene el derecho de cortarnos de aquello que le está pasando a nuestro país”, en palabras de un seguidor que vive en el extranjero. Cuando se pregunta por qué ese apoyo en línea no se ha traducido en una mayor presencia física, debemos recordar las realidades del transporte público, que “no funciona después de las seis de la tarde en Karak, por ejemplo”, de acuerdo con Rami. Para Hani, sin embargo, al mismo tiempo que la transmisión en vivo llena la brecha que hay en la cobertura de la gran prensa, también está desalentando a las personas a unirse a la manifestación presencial, a medida que tienen acceso al material desde casa.

04

4. El dilema de los activistas: Facebook, Cambridge Analytica y las calles de Jordania

Las narrativas que intentan explicar la impredecible y contagiosa naturaleza de movilización durante la Primavera Árabe y su relación con las plataformas de medios sociales han evolucionado con el tiempo. Discursos reactivos que daban un papel a las redes sociales de “desencadenar la revolución en Egipto y Tunes”3434. Rebecca J. Rosen, “So, Was Facebook Responsible for the Arab Spring After All?” The Atlantic, 3 de septiembre de 2011, visitado el 14 de junio de 2018,https://www.theatlantic.com/technology/archive/2011/09/so-was-facebook-responsible-for-the-arab-spring-after-all/244314/. han sido contrarrestados por los que ahora minimizan el rol de las plataformas de medios sociales en la movilización política y nos urge a mirar hacia los modos “desconectados” de organización política.3535. Malcolm Gladwell, “Does Egypt Need Twitter?” The New Yorker, 2 de febrero de 2011, visitado el 14 de junio de 2018, https://www.newyorker.com/news/news-desk/does-egypt-need-twitter#ixzz1CqneJJOu. Estas dos narrativas en disputa recularon luego de que los movimientos sociales de la región árabe empezaron a fragmentarse y nuevas formas de opresión pasaron a desplegarse en los países en los que hubo revoluciones. Los llamados nuevos escolásticos están ahora explotando la intersección entre los medios sociales y las redes físicas preexistentes de afiliaciones y solidaridad.3636. Nagla Rizk con Lina Attalah y Nadine Weheba,“The Networked Public Sphere and Civic Engagement in Post-2011 Egypt: A Local Perspective”. Arab Networked Public Sphere, Marzo de 2016, visitado el 14 de junio de 2018, http://www.arabnps.org/egypt/. Por ejemplo, en un estudio que analiza la participación cívica que siguió a la revolución de 2011, académicos egipcios destacan que “con más personas y jugadores entrando al medio electrónico, las esferas ‘online’ comenzaron a reflejar las esferas ‘offline’, más que a informarlas e influenciarlas.”3737. Ibid.

Las narrativas que tratan del rol de las redes sociales y la movilización política también han sufrido una evolución a medida que los modelos de negocio de las plataformas de medios sociales van volviéndose cada vez más visibles en el diseño y en las funciones ofrecidas por esas plataformas. Se han introducido nuevas políticas y herramientas para maximizar las oportunidades de lucro al compartir los datos de usuarios y comunidades en línea. Como en 2014, que para mejorar sus objetivos de publicidad Facebook aplicó su “política de nombre real”, pidiendo a todos los usuarios que autentificaran sus identidades. Al hacerlo, puso en riesgo a todas las comunidades política y socialmente vulnerables. Facebook ha modificado constantemente sus algoritmos para incrementar su volumen de contenido pagado, priorizando, por ejemplo, la visibilidad orgánica de las publicaciones para familia y amigos solamente. Esto también ha afectado el alcance de la movilización política y creado jerarquías dependientes del status financiero de los usuarios. Por temor a que los gobiernos bloqueen la plataforma (como Irán, Siria y Turquía), Facebook alineó sus “políticas de retirada de contenido” y prácticas de intercambio de datos a las restricciones locales sobre el discurso. Por ejemplo, Facebook bloquea constantemente los perfiles de activistas que publican opiniones contra el gobierno israelí.3838. “Facebook’s Manual on Credible Threats of Violence,” The Guardian, 21 de mayo de 2017, visitado el 14 de junio de 2018, https://www.theguardian.com/news/gallery/2017/may/21/facebooks-manual-on-credible-threats-of-violence.

Por lo tanto, Facebook ha construido estructuras y establecidos algoritmos que solo pueden ser usados por terceros para manipulación política. Aunque las campañas electorales siempre han visto a Facebook como una importante plataforma para obtener apoyo, la política de intercambio de datos de la compañía con aplicaciones para terceras partes permitió que la empresa de relaciones públicas Cambridge Analytica recolectara ilegalmente los datos de millones de usuarios en los Estados Unidos y los usara para beneficiar la campaña de Trump. El escándalo que implicó a Cambridge Analytica3939. Cambridge Analytica, Homepage, 2018, visitado el 14 de junio de 2018,https://cambridgeanalytica.org/. disparó una campaña global llamando a borrar el Facebook y generó el cuestionamiento de los modelos de negocio de las empresas de internet que se aprovechan de los datos personales de sus usuarios para su propia ganancia.4040. “The Cambridge Analytica Files,” The Guardian, 2018, visitado el 14 de junio de 2018,https://www.theguardian.com/news/series/cambridge-analytica-files.

Más allá de estas controversias, la tasa de penetración de las redes sociales ha alcanzado el 90% de los usuarios de internet en Jordania.4141. “Jordan Comes in First on Social Media Usage Index,” Alghad, 20 de abril de 2016, visitado el 14 de junio de 2018, http://www.alghad.com/articles/933325-Jordan-Comes-in-First-on-Social-Media-Usage-Index. Las plataformas de medios sociales, en particular la herramienta de Facebook de transmisión en vivo, se convirtieron en la única esfera pública en la que los jordanos y jordanas pueden movilizarse y expresar sus opiniones en línea, dada la limitación de los espacios físicos para la movilización y la participación cívica. Esto pone a los activistas del país en un dilema: continuar usando el servicio sabiendo que la ética y la práctica de negocios de la compañía contradice sus propios principios, o abandonar la plataforma y arriesgar así reducir el impacto de sus protestas.

Pese a que Facebook posibilitó a Rami canalizar las narrativas de Karak que habían sido ignoradas por la gran prensa, él reconoce que la plataforma empero “viola mi vida personal y mi libertad”. No obstante, activistas como Rami resisten a los llamados globales a abandonar la plataforma. “Es actualmente la única opción disponible para canalizar mi voz”, dice Rami, a pesar de que, hace un año, fue detenido administrativamente por orden de las autoridades de Karak por una publicación de Facebook criticando la autoridad del rey. “Facebook viola mi privacidad, pero el Estado está constantemente violando mi privacidad”, dice Mohammad de as-Salt. Conscientes de las violaciones practicadas por Facebook en el intercambio de datos, la mayor parte de los activistas de la transmisión en vivo minimizan el intercambio de información personal sobre familia y amigos y se dan cuenta de que, aunque la transmisión en vivo les otorgue cierto control sobre la narrativa, el contenido no es de ellos: “Puedo fácilmente perder la página, o puede ser hackeada”, recuerda Sabri, que experimentó exactamente eso cuando su cuenta y página sufrieron hacking de entidades desconocidas.

A pesar de las críticas de los activistas contra el Estado y el régimen jordanos que las plataformas de redes sociales están facilitando, no ha habido todavía ningún intento de restringir el acceso al Facebook, o a ninguna plataforma internacional, ni se requieren licencias como en el caso de los medios locales. Este abordaje debe ser entendido en el marco más general de la decisión del Estado jordano de reprimir a la oposición en los años que siguieron a la Primavera Árabe. Mientras el Estado dispersa manifestaciones y prohíbe encuentros públicos, a la vez recurre a abordajes de represión blanda, con costos mínimos para sus registros internacionales en lo que concierne a los derechos humanos y para su narrativa internacional de país promotor del mercado libre y abierto de contenido digital. Cabe destacar, adicionalmente, que el Estado jordano ha usado el Facebook para sus propios intereses. Creadas después de la Primavera Árabe, las cuentas de medios sociales de la corte real y las cuentas personales de los miembros de la familia real en Facebook y Twitter son promovidas como un intento de demostrar la voluntad de Jordania de comunicarse con su gente y la apertura de su esfera digital.

05

5. Conclusión

Durante la ola de protestas de 2011 y 2012, las plataformas de medios sociales y blogs ofrecieron fragmentos de información descentralizada sobre demostraciones, tanto en forma de textos como de fotos y videos. Sin embargo, las informaciones y documentación elaboradas y difundidas con posterioridad permitían que la narrativa oficial demonizara las protestas. En contraste, la transmisión en vivo de las discusiones y protestas ahora evita que el Estado contamine el mensaje de las protestas, en la medida en que las demandas y los llamados son claros “ante Dios y sus criaturas”, según un orador diario de as-Salt. En uno de los videos transmitidos por transmisión directa desde Karak, un orador criticó al gobierno neoliberal jordano que finalmente llevó a la privatización de sus propiedades y recursos naturales.4242. Transmisión en vivo, video de Facebook, 1:06:22, subido por Rami Attalla Al-ajoll, 11 de marzo de 2018, visitado el 14 de junio de 2018,https://web.facebook.com/rami.alajoll/videos/1700595893330522/. Él cuenta en los dedos de su mano mientras el público a su alrededor repite “Potasa, fosfato, electricidad, agua y comunicaciones”. El Estado poco previó que sus políticas neoliberales, que primero beneficiaron al sector de TIC, resultarían en la descentralización de las narrativas y de la escena de los medios en línea. Hoy, el Estado jordano intenta desarrollar una fórmula según la cual pueda promover el sector TIC y la “economía del conocimiento” en el país como dignos de inversión extranjera, pero manteniendo al mismo tiempo una narrativa interna represiva de la internet como un espacio para “tontos e inocentes”.4343. “Cybercrime: Traps for Fools and Innocents,” Alrai, 24 de marzo de 2015, http://alrai.com/article/705188.html. De esta manera, los activistas jordanos – tales como aquellos de as-Salt, Karak y Theeban – deben navegar por una compleja senda entre esas políticas de un Estado neoliberal represivo y las globalmente controvertidas políticas de un gigante da las comunicaciones como es Facebook. Hasta que exista una alternativa real, ellos deben, irónicamente, contar con el último para desafiar al primero.

Reem Al Masri - Jordán

Reem Almasri es editora y periodista de la página de tecnología de la revista jordana 7iber. Su investigación se centra en la intersección entre la tecnología y la política en Jordania y en la región árabe en general, explorando la economía política de las telecomunicaciones y su impacto en los derechos digitales y en la democracia.

Recibido en abril de 2018.

Original em inglés. Traducido por Celina Lagrutta.