Recuperando el espacio cívico

La realidad de un Estado de excepción permanente

Hagai El-Ad

Las ONG israelís y palestinas están más próximas: no porque el espacio cívico se esté ampliando en la Palestina ocupada, sino porque está disminuyendo en el Israel ocupante

+ ARTICLES

RESUMEN

Tras 50 años de ocupación, para que sea posible continuar oprimiendo a los palestinos, ahora se considera necesario silenciar más intensamente a los israelís. El texto va de un lado a otro de la Línea Verde, explorando la realidad de los palestinos viviendo bajo el régimen de ocupación de Israel y de los israelís esforzándose por rechazar esta realidad, y los modos en que ambos están entrelazados. Los acontecimientos internacionales recientes y la aparición de líderes autoritarios por todo el mundo tiene repercusiones a nivel local y contribuye a profundizar las tendencias negativas, pero si son combatidas y revertidas a nivel mundial, el contexto internacional podría desempeñar un papel decisivo en la senda no violenta por un futuro, tanto para los israelís como para los palestinos, basado en la libertad, democracia y derechos humanos.

Palabras Clave

| | | | | | | | | | | | | | | |

• • •
01

¿Cuál es la medida exacta de la “democracia israelí” hoy en día? Para saberlo, resulta útil ver el punto de vista de un palestino.

Mai Da’na es una palestina de Hebrón. Hace dos años y medio, en febrero de 2015, a altas horas de una noche de invierno, soldados israelís entraron en su casa. Para las familias palestinas, por toda la Cisjordania ocupada por los israelís, esto forma parte de la vida cotidiana: casi cualquier soldado puede entrar en un hogar palestino, a cualquier hora. No hace falta una orden de registro, ni siquiera que se cumpla ningún criterio jurídico como “causa probable” o “sospecha razonable”.11. “Un funcionario o soldado autorizado en general, o en un caso específico está autorizado a entrar, en cualquier momento, cualquier lugar, vehículo, barco o avión del que pueda sospecharse que se utiliza, o ha sido utilizado para cualquier propósito que perjudique la paz pública, seguridad de las Fuerzas de Defensa de Israel, el mantenimiento del orden público, o con propósitos de levantamiento, revuelta o disturbios, o haya motivo para sospechar la presencia ahí de una persona que ha incumplido este decreto, o bien, objetos, animales, documentos a ser incautados de acuerdo con este decreto, y están autorizados a registrar cualquier lugar, vehículo, barco o avión o cualquier persona en ellos o saliendo de ellos.” “Order Regarding Security Provisions (Consolidated Version) (Judea and Samaria) (No. 1651), 5770-2009,” No Legal Frontiers, 1 de noviembre de 2009, visitado el 27 de noviembre de 2017, Section 67, nolegalfrontiers.org/military-orders/mil019ed2.html?lang=en.

Y es que, en la Palestina ocupada, “el estado de excepción”22. Ver Giorgio Agamben, State of Exception (Chicago: University of Chicago Press, 2005): 1-112, para un estudio sobre cómo los tiempos de supuesta crisis o estados de emergencia son utilizados por los gobiernos para ignorar los derechos. permanente de Giorgio Agamben no es filosofía: es una realidad, lo ha sido durante el último medio siglo, y continúa siéndolo. Da’na, de 26 años y sus hijos han vivido todas sus vidas en esta realidad. De hecho, esta realidad está ahí hace casi el doble de los años que ella tiene. Para comprender completamente el significado de vivir una “vida desnuda”, uno solo necesita ver el video que grabó cuando llegaron los soldados, entraron en su casa, exigieron que los niños fuesen despertados y preguntaron sus nombres en medio de una fría noche.33. El video puede ser visto en el canal de YouTube de B’Tselem: “Soldiers Enter Hebron Homes at Night, Order to Wake Children, 24/02/15,” video de YouTube, 3:51, publicado por B’Tselem, 29 de marzo de 2015, www.youtube.com/watch?v=oHRj-GF5dwg.

A diferencia de Da’na, yo soy un ciudadano judío israelí; vivo en Jerusalén Oeste, en Israel propiamente dicho. Por tanto, mi situación es distinta; en relación a quién puede entrar en mi casa, a unos 30 kilómetros al norte de la de Da’na, y en relación a otras miles de maneras en que las vidas de los súbditos son distintas a las de los amos. Y aun así, nuestros espacios están interconectados, y de esto trata este texto, y esta vida.

En los últimos años, Da’na comenzó a trabajar de voluntaria en el proyecto de video de B’Tselem. Las mujeres videógrafas se han distinguido siempre por ser las mejores de los alrededor de 200 voluntarios que han sido empoderados durante la última década por medio de este proyecto de periodismo ciudadano, para mostrar la realidad de la ocupación tal y como realmente es.44. Desde 2007, el proyecto de videocámaras de B’Tselem ha estado distribuyendo cámaras de video y proporcionando formación para los voluntarios palestinos en Cisjordania. El proyecto se ha convertido en uno de los más exitosos de su especie en el mundo. Para más información y antecedentes, ejemplos de secuencias de video y más cosas, consulta “B’Tselem’s Camera Project,” B’Tselem, 2017, visitado el 27 de noviembre de 2017, www.B’Tselem.org/video/cdp_background. Así que no es extraño que en agosto de 2017, cuando el proyecto llegó a su 10º aniversario, B’Tselem decidiese presentar un programa en la Cinemateca de Jerusalén sobre las “Mujeres Palestinas, desde la Primera Intifada55. La primera Intifada, un alzamiento palestino contra la ocupación de Israel, comenzó en diciembre de 1987. La segunda Intifada comenzó en septiembre del 2000. hasta Hoy”. Incluía una colección de segmentos de video, todos tomados por videógrafas – incluyendo el video de Mai Da’na de esa noche de febrero de 2015.

Proyectar la realidad de la vida de un lado de la Línea Verde66. La Línea Verde, la frontera establecida en el armisticio de 1949 entre Israel y sus vecinos, es referida a menudo como las fronteras pre-1967. Las tierras capturadas en 1967 más allá de la Línea Verde son los territorios ocupados. en el otro lado de esa línea es una acción bastante simple. Pero lo que cruzó la línea era mucho más que únicamente esas imágenes de Hebrón.

Esto es lo que ocurrió tras la proyección: el Ministerio de Cultura escribió bien públicamente al Ministro de Hacienda de Israel, exigiendo “que la financiación de la Cinemateca de Jerusalén fuese reexaminada a la luz de su proyección de películas hechas por voluntarios de B’Tselem”. El fundamento jurídico de tal exigencia se había convertido en ley77. “Budget Foundations Law (Amendment 40) – Reducing Budget or Support for Activity Contrary to the Principles of the State”. Para más información y antecedentes ver: “The Nakba Law,” The Association for Civil Rights in Israel, 9 de noviembre de 2011, visitado el 27 de noviembre de 2017, www.acri.org.il/en/knesset/nakba-law/. en Israel en 2011, como parte de una oleada anterior de legislación “antidemocrática”.

Han pasado seis años desde entonces, y en los últimos meses, la actual ministra de cultura, MK Miriam (Miri) Regev (Likud), está llevando a cabo una campaña, utilizando sus poderes públicos, contra artistas, guionistas, teatros – e inclusive cines – y quién quiera que se atreva a llevar adelante eventos, obras de teatro o películas que “inciten contra Israel”.88. A comienzos del 2016 Regev intentó promover una ley de “lealtad en la cultura”. Esa legislación fue más adelante puesta a un lado, a cambio de un compromiso del Ministro de Hacienda de aplicar más activamente la mencionada Enmienda 40. Regev continuó por su parte invocando acusaciones contra artistas por deslealtad, incitación, o ambos, como ocurrió en septiembre de 2017, cuando pidió a la policía abrir una investigación contra el Teatro Jaffa, por celebrar un evento de solidaridad con la poeta palestina Dareen Tatour. Tatour, que es ciudadana israelí, está en arresto domiciliario desde finales de 2015. Se está enfrentando a acusaciones de incitación, enfocándose en un poema que publicó, titulado "Qawem Ya Shaabi Qawemahum" (Resistid pueblo mío, resistidlos). Según su interpretación, mostrar la verdad sobre cómo Israel gobierna a los palestinos ha de ser una “incitación”.99. Por ejemplo, Regev en septiembre de 2017: “Es escandaloso que artistas israelís contribuyan a la incitación de la generación joven contra el ejército más moral del mundo mediante la difusión de mentiras en forma de arte.” La ministra quiere ejercer lo que llama, de modo verdaderamente orwelliano, “libertad de financiación” 1010. La financiación gubernamental de instituciones culturales, la mayor parte a través del Ministerio de Cultura, supuestamente es independiente de cualquier inclinación política. En enero de 2016, Regev dijo que “no permitirá la subversión de los fundamentos del Estado, especialmente cuando están financiadas por el gobierno.”: su libertad de no financiar expresiones artísticas que traten sobre el estado de excepción permanente que está teniendo lugar a unos pocos kilómetros de la Cinemateca de Jerusalén.

* * *

02

Los ciudadanos, especialmente los ciudadanos judíos, viviendo en este lado de la Línea Verde, están en general acostumbrados a ejercer sus derechos de libertad de expresión. Pero en la Palestina ocupada, la libertad de expresión no es una opción desde agosto de 1967, dos meses después de que comenzase la ocupación. La Orden No.101 del Jefe de Operaciones del Comando Central –“Orden en relación a la prohibición de acciones propagandísticas de incitación y hostilidad” 1111. “Israel Defense Forces Order No. 101 Order Regarding Prohibition of Incitement and Hostile Propaganda Actions,” B’Tselem, 27 de agosto de 1967, visitado el 27 de noviembre de 2017, www.B’Tselem.org/download/19670827_order_regarding_prohibition_of_incitement_and_hostile_propaganda.pdf. – ha estado en vigor, con varias enmiendas, desde entonces. Su punto de partida es que los residentes palestinos no tienen una inherente libertad de protesta o libertad de expresión, y que incluso la resistencia no violenta y la protesta civil involucrando reunión pacífica están prohibidas. Durante 50 años, hemos estado definiendo prácticamente toda oposición palestina al régimen de ocupación de Israel como incitación, negando libertades fundamentales como la libertad de expresión. ¿Alguien se sorprende realmente de que ahora la proyección de una colección de video enfocada en el régimen de ocupación esté siendo clasificada, por supuesto, de incitación y de que la libertad de expresión de los israelís esté en entredicho?

Sin duda, el espacio para una sociedad abierta está disminuyendo en Israel. Ya no se puede dar por sentado que las organizaciones no gubernamentales (ONG) de la sociedad civil en Israel, al oeste de la Línea Verde, pueden funcionar libremente. No se puede negar el irónico y amargo sentido de justicia en este proceso, que aproxima las ONG israelís y palestinas, y a los activistas israelís y palestinos: no porque el espacio civil se esté ampliando en la Palestina ocupada, sino porque está disminuyendo en el Israel ocupante.

Por supuesto, para los millones de palestinos a los que hemos estado gobernando durante décadas, el espacio democrático desapareció hace mucho tiempo. Hemos gobernado a millones de no ciudadanos sin ningún derecho político mediante decretos militares durante decenas de años, y en ese contexto, la ocasional vulnerabilidad de los hogares palestinos es solo un ejemplo de cómo puede ser desnuda la vida en un lugar donde Israel controla impunemente,1212. Ver estos tres informes de B’Tselem: “The Occupation’s Fig Leaf: Israel’s Military Law Enforcement System as a Whitewash Mechanism,” B’Tselem, mayo de 2016, visitado el 27 de noviembre de 2017, www.B’Tselem.org/publications/summaries/201605_occupations_fig_leaf; “Whitewash Protocol: The So-Called Investigation of Operation Protective Edge,” B’Tselem, septiembre de 2016, visitado el 27 de noviembre de 2017, www.B’Tselem.org/publications/summaries/201609_whitewash_protocol; y, “Getting Off Scot-Free: Israel’s Refusal to Compensate Palestinians for Damages Caused by Its Security Forces,” B’Tselem, marzo de 2017, visitado el 27 de noviembre de 2017, http://www.B’Tselem.org/publications/summaries/201703_getting_off_scot_free. mediante decisiones administrativas arbitrarias, la posibilidad de que las personas viajen al exterior,1313. “Israel Bars Thousands of Palestinians from Traveling Abroad; Many Other Don’t Even Bother to Make the Attempt,” B’Tselem, 15 de mayo de 2017, visitado el 27 de noviembre de 2017, www.B’Tselem.org/freedom_of_movement/20170515_thousands_of_palestinians_barred_from_traveling_abroad. reciban un permiso de trabajo,1414. “Crossing the Line: Violation of the Rights of Palestinians in Israel without a Permit,” B’Tselem, marzo de 2007, visitado el 27 de noviembre de 2017, www.B’Tselem.org/publications/summaries/200703_crossing_the_line. Ver también “Israel Deliberately Forces Inhuman Conditions on Palestinians Working in the Country by Permit”, B’Tselem, 31 de julio de 2016, visitado el 27 de noviembre de 2017, www.B’Tselem.org/workers/20160731_inhuman_conditions_in_checkpoints. se casen,1515. Ver los informes conjuntos “So Near and Yet So Far: Implications of Israeli-Imposed Seclusion of Gaza Strip on Palestinians’ Right to Family Life,” Hamoked y B’Tselem, enero de 2014, visitado el 27 de noviembre de 2017, www.B’Tselem.org/publications/summaries/201401_so_near_and_yet_so_far. tengan acceso a su tierra,1616. Ver los informes: “Access Denied: Israeli Measures to Deny Palestinians Access to Land Around Settlements”, B’Tselem, septiembre de 2008, visitado el 27 de noviembre de 2017, www.B’Tselem.org/publications/summaries/200809_access_denied; y, “Expel and Exploit: The Israeli Practice of Taking over Rural Palestinian Land,” B’Tselem, diciembre de 2016, visitado el 27 de noviembre de 2017, www.B’Tselem.org/publications/summaries/201612_expel_and_exploit. construyan un hogar1717. “Restrictions on Palestinian Planning and Construction in Area C,” B’Tselem, 30 de octubre de 2013, visitado el 27 de noviembre de 2017, www.B’Tselem.org/planning_and_building/restrictions_on_palestinian_planning_and_building. – por nombrar solo unos pocos ejemplos.1818. Para una perspectiva más amplia, ver el discurso del autor en nombre de B’Tselem en un debate especial sobre los asentamientos en el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas, “Hagai El-Ad’s Address in a Special Discussion About Settlements at the United Nations Security Council,” B’Tselem, 14 de octubre de 2016, visitado el 27 de noviembre de 2017, www.B’Tselem.org/settlements/20161014_security_council_address.

Pero al borde de este abismo, solo a unos pocos kilómetros, la pretensión de ser una democracia occidental estaba viva y coleando. Hace solamente unos años, en 2008, por ejemplo, el Informe Nacional de Israel,1919. “Israel,” UPR Info, diciembre de 2008, visitado el 27 de noviembre de 2017, www.upr-info.org/es/review/Israel/Session-03---December-2008/National-report. presentado como parte del Examen Periódico Universal del Estado, afirmó orgullosamente que “La sociedad civil de Israel es abierta, vibrante y pluralista, plantea activamente prioridades y fiscaliza la actuación del gobierno. El gobierno ha abierto el diálogo con numerosas ONG…”.

Menos de una década después, hoy en día en Israel se ha vuelto habitual considerar a las ONG que se oponen a la ocupación como traidoras sirvientes de sospechosas fuerzas extranjeras, desde el primer ministro hacia abajo. En esta realidad actual, una mezcla de intimidación, infiltración y legislación es la nueva normalidad.2020. Ver “Report of the Special Rapporteur on the Situation of Human Rights in the Palestinian Territories Occupied Since 1967, Michael Lynk,” A/HRC/34/70, Human Rights Council, 16 de marzo de 2017, visitado el 27 de noviembre de 2017, www.ohchr.org/EN/HRBodies/HRC/RegularSessions/Session34/Documents/A_HRC_34_70_AUV.docx, que señaló un entorno crecientemente virulento para los defensores de derechos humanos trabajando en temas relacionados a los territorios ocupados. La necesidad de mantener la apariencia de normas democráticas ha sido en gran medida dejada a un lado, sustituida por un apetito político por demostrar a un público alentador que el gobierno está detrás de la quinta columna.

Así pues, los esfuerzos encabezados por la ministra de cultura son solo unos pocos de muchas iniciativas con el mismo carácter. Su sumatoria explica la reducción del espacio para la libertad de expresión y de la sociedad civil. Es un proceso que tuvo lugar sobre todo durante los últimos siete años en Israel, avanzando en paralelo con las tendencias en Hungría, India y Turquía. Este creciente autoritarismo en Jerusalén puede ser detectado desde lugares tan lejanos como Berlín: en junio de 2017 un portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores alemán dijo que Hungría, al aprobar una ley que prohíbe la financiación extranjera de ONG y grupos de la sociedad civil, se ha sumado así “a las filas de países como Rusia, China e Israel, que obviamente consideran la financiación de ONG, de esfuerzos de la sociedad civil, por parte de donantes de otros países, como un acto hostil o como mínimo poco amistoso”.2121. Georgi Gotev, “Germany Voices ‘Great Concern’ Over Hungarian NGO Law.” Euractiv, 15 de junio de 2017, visitado el 27 de noviembre de 2017, www.euractiv.com/section/central-europe/news/germany-voices-great-concern-over-hungary-ngo-law/. Pocos meses después, Israel apareció en el informe anual del Secretario General sobre “represalias” en la Cooperación con las Naciones Unidas, sus representantes y mecanismos en la esfera de los derechos humanos.2222. “Cooperation with the United Nations, its Representatives and Mechanisms in the Field of Human Rights,” Human Rights Council, A/HRC/36/31, 15 de septiembre de 2017, visitado el 27 de noviembre de 2017, www.ohchr.org/EN/HRBodies/HRC/RegularSessions/Session36/Documents/A_HRC_36_31.docx; Barak Ravid, “Netanyahu Slams Human Rights NGO B’Tselem for Joining ’Chorus of Slander’ Against Israel.” HAARETZ, 16 de octubre de 2016, visitado el 27 de noviembre de 2017, www.haaretz.com/israel-news/1.747653; Jonathan Lis, “Coalition Chairman Threatens to Strip Citizenship of Israeli Activist Who Criticized Occupation at UN.” HAARETZ, 21 de octubre de 2016, visitado el 27 de noviembre de 2017, www.haaretz.com/israel-news/1.748609.

* * *

03

De todos los esfuerzos contra las ONG de derechos humanos israelís, el más constante ha sido intentar obstaculizar el acceso a la financiación internacional. Pero el gobierno no puede simplemente aprobar una ley que lleve adjuntado un anexo con la lista de los grupos indeseables; eso sería demasiado grosero. Llevó varios años y unas cuantas iteraciones legislativas, hasta que se logró identificar un criterio administrativo que se aplicase casi exclusivamente a los “indeseables”: un porcentaje relativamente alto de “financiación por entidades estatales extranjeras”. Un poco de contexto: la financiación internacional es habitual y está extendida en Israel, por todo el espectro, incluido el ejército israelí (profusamente apoyado por los EE.UU.), programas de investigación (con acceso privilegiado a la financiación de la UE), hospitales, universidades, escuelas, museos, ONG de asistencia social, grupos de colonos, organizaciones de derechos humanos y muchas más. Pero en el sector de las ONG, las embajadas extranjeras, las donaciones de Naciones Unidas y similares tienden a invertir, como es de esperar, en la promoción de los derechos humanos, no en el progreso de la ocupación. Por tanto, al mirar la financiación que reciben las ONG de estas fuentes, uno puede producir de facto una lista de las ONG a por las que va el gobierno, sin necesitar enumerarlas una a una.

Esta lógica estaba en el núcleo de la enmienda más reciente a la ley sin ánimo de lucro de Israel. Según una enmienda aprobada en 2016,2323. “Law Requiring Disclosure by NGOs Supported by Foreign Governmental Entities (Amended) – 2016,” The Association for Civil Rights in Israel, 2016, visitado el 27 de noviembre de 2017, https://www.acri.org.il/en/wp-content/uploads/2016/07/Summary-of-NGO-Law.pdf. Para más información y antecedentes ver: “Update – NGO Law Approved by the Knesset,” The Association for Civil Rights in Israel, 11 de julio de 2016, visitado el 27 de noviembre de 2017, www.acri.org.il/en/2016/07/11/update-ngo-law-passed/. que va a aplicarse en 2018 (basándose en los datos fiscales de 2017) los grupos que reciban el 50% o más de su financiación de fuentes de “entidades estatales extranjeras” tendrán que identificarse a sí mismos como agentes extranjeros. La enmienda fue presentada inicialmente como simple “promoción de la transparencia” 2424. La transparencia nunca ha sido la verdadera cuestión, pues todas las donaciones de 20,000 shekels (aprox. 5,700 dólares estadounidenses) o más hechas a ONG israelís son comunicadas públicamente cada año, como estipula la ley. Además, desde 2011, las donaciones de entidades estatales extranjeras son comunicadas adicionalmente con una periodicidad trimestral: “Proposed Bill on Disclosure Requirements for Recipients of Support from a Foreign State Entity, 5770-2010,” The Association for Civil Rights in Israel, 2014, visitado el 27 de noviembre de 2017, www.acri.org.il/pdf/bill5770.pdf. – pero desde que la ley ha sido aprobada, sirve como base para más legislación,2525. Ver: Hagai El-Ad, “The Only Democracy… Right.” Jerusalem Post, 30 de marzo de 2017, visitado el 27 de noviembre de 2017, www.jpost.com/Opinion/The-only-democracy-right-485702. que no tiene nada que ver con la “transparencia”, sino de un modo bastante transparente con más humillación pública y limitaciones y obstáculos administrativos contra las ONG de derechos humanos.

La mencionada enmienda (conocida como la “Ley de transparencia”) no limita el acceso a la financiación extranjera. Sin embargo, en junio de 2017 el primer ministro confirmó públicamente que ha encargado al ministro Yariv Levin de formular una nueva ley que bloquee la financiación de gobiernos extranjeros de organizaciones israelís sin ánimo de lucro, en un esfuerzo dirigido explícitamente contra los grupos de derechos humanos que se oponen a la ocupación.2626. “Israel to Develop Law Limiting Foreign Gov’t Funding to Left-wing NGOs,” i24NEWS, 12 de junio de 2017, visitado el 27 de noviembre de 2017, www.i24news.tv/en/news/israel/147706-170612-israel-to-develop-law-limiting-foreign-gov-t-funding-to-left-wing-ngos. Citado en Ha’aretz, el ministro Levin explicó el cambio en la posición de gobierno, de la ley que el gobierno apoyó solo un año antes, que no limitaba la financiación extranjera, a ahora querer bloquear tal financiación mediante una nueva legislación. Levin explicó cómo la nueva administración de los Estados Unidos de América lo hace posible: no se hubiera aprobado durante la administración de Obama. Estaban muy inquietos con la ley. La administración actual no tiene ningún problema con ella”.2727. Yossi Verter, “Why Netanyahu Suddenly Renewed His Assault on Human Rights Groups.” HAARETZ, 18 de junio de 2017, visitado el 27 de noviembre de 2017, www.haaretz.com/israel-news/.premium-1.796041.

* * *

04

Los palestinos no pueden cruzar fácilmente la Línea Verde y entrar en Israel: se necesitan permisos especiales para trabajar, recibir servicios de salud, y otros motivos. El pensamiento autoritario, sin embargo, no necesita tales permisos, una luz verde de los poderes que realmente mandan es suficiente. Del mismo modo, los vientos soplando desde Washington DC parece que son sentidos en ambos lados de la Línea Verde. Unas semanas después del ministro Levin, fue el ministro de defensa Lieberman quién utilizó un lenguaje casi idéntico; pero ahora en el contexto de acciones en el otro lado de la Línea Verde, concretamente la posibilidad de ir adelante con las demoliciones de pueblos palestinos enteros: Khan al-Ahmar al este de Jerusalén, y Susiya en las colinas del sur de Hebrón.2828. “La administración Obama se oponía con firmeza al desalojo, pero parece que la administración Trump ha estado mucho menos involucrada en el tema”, de Yotam Berger, “Israeli Defense Chief Blasts Radical Settler Youth as ’Disturbed Idiots’.” HAARETZ, 29 de agosto de 2017, visitado el 27 de noviembre de 2017, www.haaretz.com/israel-news/1.809627.

La grabación de Mai Da’na también cruzó la Línea Verde. Su modesta proyección ante unos 100 espectadores en Israel en el 2017, fue suficiente para desencadenar un examen gubernamental de estilo McCarthy de una de las instituciones culturales más consolidadas de Israel. Para conseguir oprimir más a los palestinos, un mayor silencio de los israelís es considerado ahora necesario. Nuestros destinos están entrelazados.

De modo similar, los mecanismos internacionales que en cierta medida han retrasado estos acontecimientos están entrelazados. No solo muchos actores internacionales están acostumbrados a seguir la línea establecida por Washington, ahora en manos de Trump, sino que los dirigentes de Israel están actualmente empoderados por los vientos favorables que soplan desde los poderes autoritarios emergentes en todo el mundo. En estas circunstancias, no hay soluciones infalibles y el panorama se muestra a menudo sombrío.

Por muy preocupantes que sean estos acontecimientos negativos dentro de Israel, no son estos los motivos por los que Israel no puede considerarse una democracia. Para eso, necesitamos no enfocarnos en lo que ha transcurrido en los últimos años, sino abrir nuestros ojos al último medio siglo. El gobierno de Israel de millones de palestinos sin ningún derecho político ha estado en vigor durante toda la existencia de Israel como Estado independiente, excepto los primeros 19 años. Es por esto que Israel no es una democracia, y por lo que no lo ha sido desde hace muchas décadas. Vivimos en una realidad de un Estado entre el río Jordán y el mar Mediterráneo, un Estado cuyo estado de excepción permanente es uno de amos y súbditos, de millones con derechos políticos, y millones sin derechos.

Con todo, esto es lo que realmente asumo: sí, el realineamiento mundial autoritario es real. Si tienes dudas, solo escucha a Netanyahu, Trump, Modi, Orbán,2929. Krisztina Than, “Hungary, Israel Seek Closer Ties as Orban Campaign Unnerves Jews.” Reuters, 17 de julio de 2017, visitado el 27 de noviembre de 2017, www.reuters.com/article/us-hungary-israel/hungary-israel-seek-closer-ties-as-orban-campaign-unnerves-jews-idUSKBN1A214O. En julio de 2017, en un encuentro en Budapest con los primeros ministros de Hungría, la República Checa, Polonia y Eslovaquia, el primer ministro Netanyahu dijo: “Estamos ante una situación peculiar: la Unión Europea es la única asociación de países en el mundo que condiciona la relación con Israel… a condiciones políticas…es una locura. Es realmente una locura… Tenemos una relación especial con China. Y a ellos no les importa. No les importan las cuestiones políticas”. El primer ministro húngaro, Viktor Orbán, respondió “Sr. Netanyahu, la Unión Europea es todavía más peculiar. La UE exige condiciones a los que ya están dentro de la UE, no sólo a los países de fuera”, de: Barak Ravid, “Netanyahu Launches Blistering Attack on EU: ’Their Behavior Toward Israel Is Crazy’.” HAARETZ, 19 de julio de 2017, visitado el 27 de noviembre de 2017, www.haaretz.com/israel-news/1.802143. y los muchos otros candidatos a unirse a ellos. Pero no está determinado que esté sea el único realineamiento del siglo 21. La declaración universal de los derechos humanos es un logro demasiado valioso, obtenido tras un sufrimiento humano inimaginable. Sabemos lo que nos jugamos. Más nos vale unirnos para que “los derechos iguales e inalienables de todos los miembros de la familia humana” sean realizados, para que “el fundamento, la base sobre la que se construye la libertad, la justicia, y la paz en el mundo” sea todo lo sólida que necesita ser. No hay ninguna garantía de éxito: solo la certeza de que es un futuro por el que vale la pena luchar.

Hagai El-Ad - Israel

Hagai El-Ad es el director ejecutivo de B’Tselem, el Centro Israelí sobre los Derechos Humanos en los Territorios Ocupados. Con anterioridad, fue director de la Asociación de Derechos Civiles de Israel (ACRI, por sus siglas en inglés) de 2008 a 2014 y de la Casa Abierta de Jerusalén para el Orgullo y la Tolerancia de 2000 a 2006. En 2014, El-Ad estaba entre los “100 pensadores más influyentes” según la revista Foreign Policy. En 2016, habló ante el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas pidiendo una acción internacional para acabar con la ocupación.

Recibido en septiembre de 2017.

Original en inglés. Traducido por Sebastián Porrua.