Recuperando el espacio cívico

Egipto: Espacios atacados

Sara Alsherif

La creciente brutalidad en Egipto requiere como respuesta un cambio de tácticas

+ ARTICLES

RESUMEN

La sociedad civil egipcia está siendo atacada cada vez más por parte del Estado. La activista Sara Alsherif examina las acciones emprendidas por el grupo informal No Military Trials for Civilians (Ningún juicio militar de civiles) y sus socios para contrarrestar esta represión. Constata cómo estas estrategias han ido siendo adaptadas durante los últimos siete años para responder a la siempre cambiante realidad política de las dos elecciones parlamentarias, dos elecciones presidenciales, una masacre y un golpe militar. Mientras la brutalidad policial y la vigilancia del Estado aumentan, Sara observa cómo la flexibilidad y la creatividad, tanto en línea (online) como fuera (offline), son fundamentales para mantenerse un paso al frente de las autoridades.

Palabras Clave

| | | | | | | | | |

• • •
01

1. El asedio

A pesar de las esperanzas de lograr un respiro tras la revolución egipcia de 2011, la represión de la sociedad civil egipcia no ha parado ni un momento. A finales de 2011 las autoridades egipcias llevaron a cabo redadas en 17 organizaciones no gubernamentales (ONG) que trabajaban en temas de democracia y derechos humanos. Después, en junio de 2013, 43 empleados extranjeros y egipcios de ONG fueron sentenciados a penas de cárcel de entre uno y cinco años.11. “Egypt Must Overturn Jail Sentence for NGO Workers,” Amnesty International, Amnistía Internacional, 5 de junio de 2013, visitado el 5 de diciembre de 2017, https://www.amnesty.org/en/latest/news/2013/06/egypt-must-overturn-jail-sentence-for-ngo-workers/. En 2014, el Ministerio de Solidaridad Social fijó un plazo requiriendo a todas las organizaciones de la sociedad civil a registrarse con el gobierno o enfrentarse a acciones legales si no lo hacían.22. “From Bad to Worse: Looming Deadline Compounds Egyptian NGOs’ Woes,” Amnesty International, Amnistía Internacional, 31 de agosto de 2014, visitado el 5 de diciembre de 2017, https://www.amnesty.org/en/latest/news/2014/08/bad-worse-looming-deadline-compounds-egyptian-ngos-woes/. Y en 2015, jueces de instrucción aumentaron la presión sobre los grupos de derechos humanos egipcios, utilizando prohibiciones de viajar y arrestos arbitrarios.33. “Background on Case No. 173 - The “Foreign Funding Case” Imminent Risk of Prosecution and Closure,” Egyptian Initiative for Personal Rights, 21 de marzo de 2016, visitado el 5 de diciembre de 2017, https://eipr.org/en/press/2016/03/background-case-no-173-%E2%80%9Cforeign-funding-case%E2%80%9D.

Más recientemente, en 2017 el presidente Abdel Fatteh el-Sisi aprobó la Ley 70 de 2017 para Regular el Trabajo de Asociaciones y Otras Fundaciones que Operan en el Ámbito del Trabajo Civil (ley de ONG). Esta ley prohíbe que las ONG realicen actividades que “dañen la seguridad nacional, el orden público, la moral pública, o la salud pública”.44. “Law of Associations And Other Foundations Working in the Field of Civil Work,” Artículos 13 y 62 (2017). Crea una autoridad nacional para la regulación de ONG extranjeras,55. Ibíd, capítulo seis. que tiene representantes de los máximos organismos de seguridad nacional de Egipto; la Dirección General de Inteligencia y los ministerios de Defensa e Interior, así como representantes del Ministerio de Asuntos Exteriores y el Banco Central de Egipto. La autoridad supervisará el trabajo de las ONG, incluyendo cualquier financiación o cooperación entre asociaciones egipcias y cualquier entidad extranjera.66. Ibíd, Artículo 71. Además, la ley prohíbe a cualquier órgano gubernamental egipcio de llegar a acuerdos con ONG sin la aprobación de la autoridad, controlando de ese modo la financiación de ONG. La ley también provee al gobierno la autoridad de supervisar las actividades diarias de las ONG, desde sus decisiones para elegir sus dirigentes hasta la programación de sus reuniones internas. Trasladar la sede de una ONG a otro edificio sin informar a las autoridades es punible por la ley.77. La ley penaliza una serie de violaciones con sentencias de uno a cinco años de prisión y una multa de 50,000 a1,000,000 de libras egipcias (de 2,760 a 55,349 dólares estadounidenses).

Mientras escribo este artículo estoy intentando encontrar la ley de ONG en internet.88. “Egypt’s President Ratifies New NGO Law,” Ahram, 29 de mayo de 2017, visitado el 5 de diciembre de 2017, http://english.ahram.org.eg/NewsContent/1/64/269799/Egypt/Politics-/Egypts-president-ratifies-new-NGO-law-.aspx; “Unofficial Translation for Law No (70) of 2017 of The Law of Associations And Other Foundations Working in the Field of Civil Work,” ICNL, 2017, visitado el 5 de diciembre de 2017, http://www.icnl.org/research/library/files/Egypt/law70english.pdf; “Egypt: New Law Will Crush Civil Society,” Human Rights Watch, 2 de junio de 2017, visitado el 5 de diciembre de 2017, https://www.hrw.org/news/2017/06/02/egypt-new-law-will-crush-civil-society. Aparecen muchos resultados en los buscadores pero cuando intento abrir los enlaces no abren. A pesar de las restricciones legislativas mencionadas, internet siempre ha sido un área donde hemos celebrado victorias, donde nos hemos burlado y disentido de los políticos. Y en 2010-2011 el mundo virtual ayudó a que ocurriesen cosas en el mundo real. La historia de Khaled Saeid y la campaña en internet que vino después ayudó a impulsar la revolución egipcia.99. Para más información sobre la muerte de Khaled Saeid y la revolución egipcia, ver: “The Price of Hope: Human Rights Abuses During the Egyptian Revolution,” International Federation for Human Rights, mayo de 2011, visitado el 5 de diciembre de 2017, https://www.fidh.org/IMG/pdf/Egypte562a2011-1.pdf.

Pero a mediados de mayo de 2017, el gobierno bloqueó el acceso a como mínimo 21 nuevos sitios web porque estaban “difundiendo mentiras” y “apoyando el terrorismo”.1010. Ruth Michaelson, “Egypt Blocks Access to News Websites Including Al-Jazeera and Mada Masr.” The Guardian, 25 de mayo de 2017, visitado el 5 de diciembre de 2017, https://www.theguardian.com/world/2017/may/25/egypt-blocks-access-news-websites-al-jazeera-mada-masr-press-freedom. Esto fue seguido rápidamente por el bloqueo de muchos sitios web VPN (Virtual Private Network (Red Privada Virtual), algunas plataformas de difusión en línea y blogs. Según un informe AFTE1111. “Decision From an Unknown Body: On Blocking Websites in Egypt,” AFTE, 4 de junio de 2017, visitado el 5 de diciembre de 2017, https://afteegypt.org/right_to_know-2/publicationsright_to_know-right_to_know-2/2017/06/04/13069-afteegypt.html?lang=en. el número de sitios web bloqueados ha aumentado hasta, por lo menos, 434. Por tanto, nosotros, los activistas, estamos siendo bloqueados tanto dentro como fuera de internet.

Pero nos negamos a que nos bloqueen.

La historia de esta represión es nuestra historia y por medio de diversos métodos la hemos resistido, adaptando nuestras tácticas y adaptándonos nosotros mismos para permanecer un paso por delante de las autoridades. Esta contribución analizará cómo hemos hecho esto con la esperanza de que otros puedan aprender de nuestros métodos; a pesar de las condiciones adversas, siempre hay espacio para reaccionar.

02

2. Las respuestas

La estructura organizativa

Durante la revolución del 25 de enero de 2011, las fuerzas armadas comenzaron a desplegarse por todo el país. Entre enero y agosto de 2011, el número de civiles que se enfrentó a juicios militares alcanzó los 12.000.1212. “The Cairo Institute for Human Rights Studies and the No Military Trials for Civilians Group Joint Written Intervention to the 20th session of the UN Human Rights Council Item 3 - Interactive Dialogue with the Special Rapporteur on the Independence of Judges and Lawyers,” Cairo Institute for Human Rights Studies, 2012, visitado el 5 de diciembre de 2017, http://www.cihrs.org/wp-content/uploads/2012/06/Military-Trials-of-Civilians-in-Egypt-since-the-January-25-Revolu. Ver más sobre juicios militares para civiles: TahrirDiaries, “٣ أعوام .. ٣ أنظمة .. المحاكمات العسكرية مستمرة "English".” Vídeo de Youtube, 2:44. Publicado el 12 de marzo de 2014, visitado el 7 de diciembre de 2017, https://www.youtube.com/watch?v=gvbVStRfxJk&t=4s. Desde entonces, la jurisdicción militar ha sido ampliada, en gran parte bajo retóricos pretextos antiterroristas. En 2014, el actual presidente el-Sisi aprobó la ley 136/2014, que permite juicios militares de delitos cometidos en edificios públicos, incluyendo carreteras y universidades.1313. “15 Independent Rights Groups Condemn the Expansion in the Jurisdiction of Military Courts,” EIPR, 20 de octubre de 2014, visitado el 5 de diciembre de 2017, https://eipr.org/en/press/2014/10/15-independent-rights-groups-condemn-expansion-jurisdiction-military-courts.

Ningún juicio militar de civiles (NMTC, por sus siglas en inglés),1414. “Death Sentence by Military Court. Irreversible Injustice,” No to Military Trials for Civilians, 2016, visitado el 5 de diciembre de 2017, http://www.nomiltrials.org. es un grupo informal, compuesto por voluntarios, que fue creado en Egipto en abril de 2011 para resistir este intento de silenciar a la sociedad civil egipcia. El grupo trabaja como una plataforma a través de la cual las familias de civiles enjuiciados por tribunales militares pueden obtener asistencia jurídica de abogados de derechos humanos, planear y ejecutar una campaña para sus casos y recibir ayuda para comprar provisiones para sus seres queridos detenidos. También ejercemos presión a favor de enmiendas legales y constitucionales destinadas a proteger a los civiles de juicios injustos y para nuevos juicios de aquellos que han sido sentenciados en tribunales militares, aparte de su compensación.

El hecho de que nuestra organización sea informal es, en sí mismo, una estrategia que ha contribuido a nuestro éxito, aunque esta no fue una estrategia consciente cuando creamos el grupo en 2011. En ese momento, no vimos necesidad de registrar al grupo; dependíamos de activistas voluntarios y abogados. Para no estigmatizarnos, no queríamos utilizar financiación extranjera. En vez de eso, ONG asociadas ayudan en los costes legales de defender a las víctimas y recurrimos a ayudas en especie para ayudar a las familias de las víctimas. Por tanto, seguimos sin estar registrados, y no tenemos sede ni oficinas. Somos capaces de operar fuera del radar de las autoridades, a quiénes probablemente les gustaría que cerrásemos. En vez de eso, trabajamos en casas de otros, en restaurantes y cafeterías. Antes de la represión a las ONG nos encontrábamos en las oficinas de las ONG que eran parte del grupo. Cualquiera con el mismo objetivo de acabar con los juicios militares a civiles puede unirse a nosotros; en ese sentido somos muy abiertos. Muchos de nuestros debates los hacemos en línea, permitiendo que todos los miembros del grupo participen, aunque finalmente un grupo central toma las decisiones. Aunque esta informalidad pueda comportar muchos beneficios, también tenemos que enfrentarnos a los desafíos que conlleva, como el inevitable impacto en la estabilidad del grupo y en la eficacia del trabajo que realizamos.

Protesta

En 2011, teníamos bastante libertad, porque la revolución acababa de ocurrir. Utilizamos las calles y las oficinas del gobierno como lugares para protestar y expresar nuestras opiniones. La protesta ha sido una herramienta clave para el grupo, incluyendo en la plaza Tahrir y frente al tribunal militar en El Cairo. Iniciamos los “sábados injustos”1515. Un grupo de madres de civiles detenidos que ha sido remitido al tribunal militar, se reunió cada sábado frente al Ministerio de Defensa para pedir la liberación de sus familiares, y llamaron a este día “sábado injusto”. para las madres de civiles sometidos a juicios militares. El grupo protestó semanalmente frente a la sede del Ministerio de Defensa. Como resultado de utilizar las manifestaciones como herramienta de presión, muchos activistas han sido puestos en libertad tras su remisión al tribunal militar, incluyendo, por ejemplo, Amr El Behairy.1616. Zeinab El Gundy, “Amr El-Behairy Finally Wins Retrial in Egypt Military Court.” Ahram, 10 de enero de 2012, visitado el 5 de diciembre de 2017, http://english.ahram.org.eg/NewsContent/1/64/31402/Egypt/Politics-/Amr-ElBehairy-finally-wins-retrial-in-Egypt-milita.aspx.

La protesta como método de resistencia no fue muy afectada por el régimen de Mohamed Morsi. NMTC fue capaz de hacer visible, con considerable éxito, la difícil situación de los civiles sometidos a juicios militares. El acontecimiento más importante para nosotros durante su régimen tuvo lugar en noviembre de 2012, cuando las fuerzas militares desembarcaron en una de las islas habitadas en medio del Nilo (Al Qursaya) para apropiarse de ella. Cuando las personas que vivían ahí intentaron resistirse, una de ellas fue asesinada y 22 fueron enviados a juicios militares.1717. “Egypt Island Residents Forcibly Evicted,” Al Jazeera, 20 de enero de 2013, visitado el 5 de diciembre de 2017, http://www.aljazeera.com/video/middleeast/2013/01/201312053748872344.html.

No hubo ninguna cobertura informativa del caso hasta que NMTC comenzó a trabajar en él, yendo a la isla y organizando protestas con las familias de los detenidos frente al tribunal superior. También organizamos un evento en el que pasamos un día entero en las casas de las familias e hijos de los detenidos, mientras las fuerzas militares estaban en el lado opuesto de una de las islas capturadas.

La presión que creamos contribuyó a que el tribunal administrativo fallase a favor de los derechos de las personas a sus tierras y hogares, y por la liberación de los 22 detenidos. Fueron, o bien absueltos de todos los cargos o condenados a una pena de prisión de 6 meses, que era el tiempo que llevaban detenidos desde su arresto inicial.

Cambiando las tácticas

La masacre de Rabaa de agosto de 2013,1818. Más detalles sobre la masacre de Rabaa en el informe de Human Rights Watch: “All According to Plan: The Rab’a Massacre and Mass Killings of Protesters in Egypt”, Human Rights Watch, 12 de agosto de 2014, visitado el 5 de diciembre de 2017, https://www.hrw.org/report/2014/08/12/all-according-plan/raba-massacre-and-mass-killings-protesters-egypt; “Egypt: Establish International Inquiry Into Rab’a Massacre,” Human Rights Watch, 14 de agosto de 2015, visitado el 5 de diciembre de 2017, https://www.hrw.org/news/2015/08/14/egypt-establish-international-inquiry-raba-massacre. en la que los militares mataron a más de 1.000 personas contrarias al derrocamiento de Morsi por el golpe militar en julio de 2013, fue un punto de inflexión sobre la manera del gobierno de lidiar con las protestas públicas. Reflejando esta actitud cada vez más brutal se aprobó en noviembre de 2013 la ley de protestas.1919. Amr Hamzawy, “Egypt’s Anti Protest Law: Legalising Authoritarianism.” Carnegie Endowment for International Peace, 24 de noviembre de 2016, visitado el 5 de diciembre de 2017, http://carnegieendowment.org/2016/11/24/egypt-s-anti-protest-law-legalising-authoritarianism-pub-66274. Básicamente permite al gobierno cancelar o posponer protestas; una de las amenazas principales a la victoria de la revolución del 25 de enero. Por tanto, nos habían forzado a modificar nuestra estrategia tradicional de protesta por miedo a provocar la pérdida de la vida o lesiones de alguno de nuestros partidarios. Decidimos que solo era seguro convocar protestas más pequeñas y discretas con un límite de tiempo establecido y sin ninguna intención de confrontar a las autoridades.

En 2013 fue creado el Comité de los Cincuenta (en referencia al número de miembros) para redactar una nueva constitución. Vimos una oportunidad de presionar a este comité para que incluyese un artículo en esta constitución, en la que se prohibiese la remisión de civiles a tribunales militares.

En cooperación con otros grupos y partidos revolucionarios, NMTC intentó influenciar al comité utilizando los medios sociales para crear una tormenta de tweets con el fin de presionar al Comité de los Cincuenta a celebrar una audiencia con NMTC. Llevamos a cabo un trabajo a varios niveles. El primer nivel era presionar a los miembros del comité individualmente, a través de sus círculos sociales, así como a través de ciertos grupos profesionales a los que pertenecían, como sindicatos de trabajadores, de periodistas, artistas, ingenieros, representantes de personas con necesidades especiales, etc. También realizamos sesiones individuales con algunos miembros del Comité de los Cincuenta, donde pudimos observar que tenían opiniones moderadas sobre el asunto. También cooperamos estrechamente con abogados y defensores de derechos humanos para redactar artículos a ser añadidos a la constitución sobre los juicios militares, los que fueron enviados a los miembros del comité por correo certificado.

La presión de la campaña logró obtener una audiencia con el comité. Tres miembros de NMTC acudieron a la audiencia junto con un miembro de la familia de la víctima. Durante la audiencia, se discutió toda la cuestión de los juicios militares y presentamos los borradores de los artículos de la constitución. Desafortunadamente, el representante de las fuerzas armadas del Comité de los Cincuenta se negó a asistir a la audiencia solo dos días antes de la fecha programada.

Además del diálogo directo con el Comité de los Cincuenta, el 26 de noviembre de 2013, el día en que el comité votó el artículo sobre los juicios militares a civiles, decidimos ejercer más presión protestando frente al parlamento. Casualmente, también era el primer día en que se aplicaba la ley de protestas. Las autoridades reaccionaron brutalmente; protestamos por menos de 20 minutos tras los cuales la mayoría de nosotras fue golpeada, acosada y arrestada por la policía.

La brutalidad policial y la intensa cobertura mediática, tanto por parte de los medios de comunicación convencionales como por los medios sociales, dieron lugar a una presión significativa a favor de nuestra liberación. La presión fue exacerbada por la participación de miembros de NMTC, que eran casi todas mujeres, bien conocidas, activistas y que ya conocían a la mayoría de los miembros del Comité de los Cincuenta. Debido a la presión la policía liberó al día siguiente a los miembros de NMTC, en medio del desierto. Los abogados y periodistas, y algunos de los otros manifestantes, fueron puestos en libertad unos pocos días después. Otros no tuvieron tanta suerte. El activista Alaa Abdel Fattah fue arrestado y acusado de convocar la manifestación y atacar a miembros de la policía, lo cual no es cierto. Fue condenado a 5 años de cárcel. Desde su arresto, hemos estado haciendo una campaña en línea para su liberación, utilizando el hashtag #freealaa, así como delante del palacio presidencial tras la toma de posesión de el-Sisi.

Habiendo adaptado ya el modo en que solíamos manifestarnos, enfocándonos en protestas más pequeñas y repentinas, la brutalidad policial durante esta manifestación de noviembre de 2013 forzó a NMTC a abandonar completamente la protesta como estrategia. Los riesgos eran cada vez mayores. La agresión de las autoridades a cualquier indicio de protesta, aunque fuese pequeña y con poco impacto, quería decir que no había ninguna garantía de que sólo nosotros fuésemos a pagar el precio de cualquier riesgo que asumiésemos.

03

Una excepción

Sin embargo, tras una reacción de la policía particularmente brutal, que resultó en la muerte de Shaimaa Al-Sabbagh, fue imposible no reaccionar. Shaimaa era un miembro destacado del Partido Alianza Popular Socialista (Socialist Popular Alliance Party). Fue asesinada a tiros por la policía, a plena luz del día, en El Cario, un sábado cuando los agentes abrieron fuego contra una marcha socialista cerca de la plaza Tahrir. Ella estaba participando con sus colegas en una protesta simbólica donde todos llevaban flores.2020. “Egypt: Video Shows Police Shot Shaimaa al-Sabbagh,” Human Rights Watch, 1 de febrero de 2015, visitado el 5 de diciembre de 2017, https://www.hrw.org/video-photos/video/2015/02/01/egypt-video-shows-police-shot-shaimaa-al-sabbagh; ver también Human Rights Watch, “Video Shows Police Shot Shaimaa al-Sabbagh.” Vídeo de Youtube, 2:44. Publicado el 31 de enero de 2015, visitado el 5 de diciembre de 2017, https://www.youtube.com/watch?v=uMBvbIojtWU; and “Final Moments of Activist Shot in Cairo,” The New York Times, 3 de febrero de 2015, visitado el 5 de diciembre de 2017, https://www.nytimes.com/video/world/middleeast/100000003486953/final-moments-of-activist-shot-in-cairo.html?action=click&gtype=vhs&version=vhs-heading&module=vhs&region=title-area; “Egyptian Activist Shot and Killed During Peaceful Protest in Cairo,” Time, 24 de enero de 2015, visitado el 5 de diciembre de 2017, http://time.com/3681599/egypt-activist-shaimaa-al-sabbagh-tahrir-square-shot-killed/.

Este acto de agresión por parte de la policía motivó a mucha gente enfadada a volver a las calles unos pocos días después, al mismo lugar donde había sido asesinada. A pesar de las amenazas de las fuerzas de seguridad y una amplia presencia policial, una gran cantidad de personas respondió al llamamiento a la protesta.

La técnica utilizada para convocar la protesta pudo ser el motivo. El llamamiento era solo para mujeres que después colocaron flores donde Al-Sabbagh había sido asesinada. A pesar de la fuerte presencia policial no atacaron a las mujeres, aunque dieron instrucciones a algunos civiles para enfrentarse a las manifestantes.2121. Maggie Fick y Michael Georgy, “Women Hold Rally in Cairo to Demand Investigation Into Protestor Deaths.” Reuters, 29 de enero de 2015, visitado el 5 de diciembre de 2017, http://www.reuters.com/article/us-egypt-protests-women/women-hold-rally-in-cairo-to-demand-investigation-into-protestor-deaths-idUSKBN0L21FN20150129.

Otras herramientas

A pesar de la represión de las protestas, utilizando la creatividad los grupos activistas todavía pueden apoderarse de algunos espacios públicos. En 2014, por ejemplo, tras una oleada de arrestos de varios activistas en manifestaciones bajo la ley de protestas, los egipcios se despertaron en el primer día del Eid al-Fitr (una de las festividades religiosas musulmanas en la que la gente se divierte) encontrándose con que una serie de carteles habían sido reemplazados por fotos de hombres y mujeres jóvenes sonriendo y bajo cada uno de ellos las palabras “Ellos Eid [festejan] dentro de la cárcel”. A pesar del clima de apoyo en Egipto en ese momento a las autoridades, estos carteles despertaron gran simpatía hacia esos jóvenes en prisión.2222. Zeinobia, “Their Eid Inside Jail.” Egyptian Chronicles blog, 18 de julio de 2015, visitado el 5 de diciembre de 2017, https://egyptianchronicles.blogspot.com.eg/2015/07/their-eid-inside-jail.html.

Cárteles con fotos de los prisioneros con las palabras “Ellos Eid (festejan) en la cárcel”

NMTC y sus socios también abordan el plano internacional para aumentar la solidaridad con su causa.

Todavía somos capaces de hacer el ruido necesario para atraer atención sobre los casos de derechos humanos y lograr cobertura mediática internacional. Como resultado de la campaña tras la muerte de Shaimaa El-Sabbagh, la policía egipcia se vio forzada a abrir una investigación sobre su muerte. A pesar de los intentos de incriminar a otros, el agente responsable de la muerte fue finalmente enjuiciado por 10 años.2323. “Egyptian Police Officer Jailed for 15 years Over Death of Protester,” The Guardian, 11 de junio de 2015, visitado el 5 de diciembre de 2017, https://www.theguardian.com/world/2015/jun/11/egypt-police-officer-jailed-15-years-death-protester-shaimaa-el-sabbagh-cairo; “Police Officer Sentenced to 10 years for Killing Activist Shaimaa El-Sabbagh,” Ahram, 19 de junio de 2017, visitado el 5 de diciembre de 2017, http://english.ahram.org.eg/NewsContent/1/64/271210/Egypt/Politics-/Police-officer-sentenced-to--years-for-killing-act.aspx. Otros casos tuvieron menos éxito. Por ejemplo, Mohammad Shawkan es un reportero gráfico que estaba cubriendo la masacre de Rabaa cuando fue arrestado. No ha sido puesto en libertad a pesar de toda la presión internacional y de tratarse de un caso claro de inocencia. De modo similar, Alaa Abdel Fattah, que ha sido arrestado bajo el mandato de todos los presidentes, se encuentra injustificadamente en la cárcel, mientras se siguen abriendo nuevas causas contra él, a pesar de la presión internacional por su liberación.

04

3. ¿Dónde estamos ahora?

A diferencia de los primeros años de la revolución, no vas a encontrar a los activistas en la televisión, en las entrevistas de los periódicos, en los pasillos del Consejo del Pueblo, o al frente manifestándonos. Y si por casualidad los medios oficiales hablan de nosotros, será en el contexto de hablar sobre las sentencias judiciales en contra nuestra. ¡Las instituciones oficiales del Estado nos han escondido! Pero todavía no nos hemos evaporado.

Juntos trabajamos en crear nuevas herramientas para superar la reducción de los espacios reales y virtuales. En los espacios reales, esto conlleva adaptar nuestros métodos, cambiar el tipo de protestas y volvernos más inteligentes. En línea, tenemos que estar un paso al frente. Hace poco el gobierno bloqueó la aplicación de mensajería cifrada Signal.2424. Farid Y. Farid, “No Signal: Egypt Blocks the Encrypted Messaging App as it Continues its Cyber Crackdown.” Tech Crunch, 26 de diciembre de 2016, visitado el 5 de diciembre de 2017, https://techcrunch.com/2016/12/26/1431709/; Mariella Moon, “Egypt Has Blocked Encrypted Messaging App Signal.” Engadget, 20 de diciembre de 2016, visitado el 5 de diciembre de 2017, https://www.engadget.com/2016/12/20/egypt-blocks-signal/. Esta es una herramienta importante para nosotros; garantiza comunicaciones seguras sin que terceras partes puedan interferir. Desarrollamos nuestra relación con la empresa matriz Open Whisper Systems y en poco tiempo estaba en pleno funcionamiento de nuevo.2525. “Signal Bypasses Egyptian Authorities’ Interference with Update to Application,” Mada Masr, 22 de diciembre de 2016, visitado el 5 de diciembre de 2017, https://www.madamasr.com/en/2016/12/22/news/u/signal-bypasses-egyptian-authorities-interference-with-update-to-application/. Y para poder escribir este artículo estoy abriendo dos navegadores distintos, uno para navegación normal y otro para poder acceder a sitios web bloqueados.

Este pensamiento creativo y de adaptabilidad que debemos emplear en línea es un reflejo de mi realidad cuando estoy fuera. No seremos bloqueados en línea. Y no seremos bloqueados fuera. Siempre hay una manera y tenemos que mantenernos un paso al frente.

Sara Alsherif - Egipto

Sara Alsherif es una defensora de los derechos humanos y miembro del grupo No a los juicios militares a civilis (No Military Trials for Civilians, en inglés). Ella es periodista independiente y también trabaja como investigadora en derecho a la información, derechos digitales y seguridad digital. Ella trabaja desde hace 8 años utilizando tecnología para capacitar a diferentes grupos en toda la sociedad civil.

Recibido en septiembre de 2017.

Original en inglés. Traducido por Sebastián Porrua.